TWITTER

Un pantalón de Zara, clave para resolver el asesinato de Esther López en Traspinedo

Una prueba para resolver el crimen.

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

El caso del crimen de Esther López sigue abierto y la Guardia Civil luchando para averiguar qué es lo que realmente pasó la noche que desapareció en Traspinedo (Valladolid). No hay pruebas que juzguen definitivamente al sospechoso y este se sigue proclamando inocente por lo que la investigación habría decidido tomar otro camino: pedir ayuda a Inditex. Y es que, un pantalón podría ser la clave para terminar de resolver el crimen.

Según ha podido saber CASO ABIERTO, canal de investigación y sucesos de Prensa Ibérica, los laboratorios de la empresa de Amancio Ortega analizaran unas fibras encontradas en las uñas de Esther el día que su cuerpo fue hallado (4 de febrero de 2022) y que podrían pertenecer al pantalón que llevaba el sospechoso aquella la noche del 13 de enero,

Estas fibras fueron enviadas anteriormente al Departamento de Criminalística de la Guardia Civil y se determinó que algunas "se ajustan con las características físicas y composición química" del pantalón chino beige que llevaba el sospechoso aquella noche. 

Por otro lado, los análisis realizados por los laboratorios de la Guardia Civil descartaron que las fibras correspondiesen a la ropa de Esther López pero sí con las del pantalón de su amigo quién confesó haber sido el último en haberla visto con vida aquella noche. Sin embargo, los medios con los que cuenta este laboratorio no serían suficientes ya que reconocen que las fibras de algodón blanco, como las halladas en las uñas de Esther, "por ser muy ubicuas, tienen escaso valor probatorio" y que por lo tanto no se trata de una prueba concluyente sino de un indicio. 

Aquí es donde entra en juego Inditex ya que cuenta con unos laboratorios muy modernos que podrían ayudar a la investigación. "Inditex tiene un departamento de análisis textil muy moderno que permitirá acotar y limitar mucho más la procedencia de esas fibras; de lo contrario hablaríamos de miles de pantalones compatibles con las fibras que tenía Esther bajo las uñas", cuentan las fuentes. 

"Los expertos de Inditex compararán los resultados del análisis de esas fibras con el pantalón de Óscar S, una prenda tipo chino de color beige y la talla 44 que fue comprada en una tienda de Zara", dicen en CASO ABIERTO. Los laboratorios tratarán de averiguar "a qué lote, año de fabricacion e incluso punto de venta". A partir de ahí de podrá empezar a acotar las pruebas que cerrarían el caso.