'Supervivientes'

Olga Moreno toca fondo en 'Supervivientes': un robo lo cambia TODO

La mujer de Antonio David Flores no está bien

La recta final del concurso le está costando muchísimo.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Ya se sabe que las últimas semanas en 'Supervivientes' son las más duras, y para demostrarlo el bajón emocional que está atravesando ahora mismo Olga Moreno. La mujer de Antonio David Flores no sabe ya qué hacer con su vida. Ha robado comida a Melyssa Pinto y se siente fatal por ello. Te vamos a contar qué le ha pasado y cómo su actitud lo ha cambiado absolutamente todo en el concurso.

Lo que te decíamos, que Olga está viviendo su peor semana desde que entró al concurso. No se sabe si es la incertidumbre de lo que se va a encontrar en su vuelta a España, o si al contrario lo que le inquieta es el hambre y la posibilidad de llegar a la final de la competición. El caso es que Olga ya no es Olga. Su comportamiento ha cambiado.

Hace días, en pleno ataque de hambre, la mujer de Antonio David Flores decidió robarle comida a Melyssa Pinto, supuestamente su mejor amiga dentro del concurso. Hizo lo mismo con Alejandro Albalá, y ahora está arrepentida. Ya lo ha confesado y todo, pero claro, sus compañeros le están haciendo el vacío.

Olga se siente muy mal, y en 'Tierra de nadie' se rompió a llorar. Explicó lo que le está pasando entre sollozos: "Me ha pasado algo con una amiga. Es la peor semana del concurso. Me siento vacía, me siento sucia y no soy así. Como no soy así, pues... me lo merezco. Ya está", decía sin poder contener ni las lágrimas ni los nervios.

Las risas antes del llanto

"No quiero hablar más del tema, no quiero llorar más. Asumo mi culpa. La gente que me conoce sabe que lo doy todo. No sé qué me está pasando aquí. Tengo mucha hambre como todos", ha confesado Olga ya más seria y con ganas de zanjar un tema que claramente le perjudica. 

Melyssa también ha hablado. Tras lo sucedido se ha distanciado totalmente de Olga y sobre ella ha dicho exactamente lo que opina: "Me siento triste. Yo la quiero, no le quiero hacer daño, no me gusta verla mal. Me cuesta mucho dar mi confianza y ahora necesito mi tiempo", dijo de una forma muy sincera. Olga le robó la poca comida que tenía.

"Me gustaría que, fuera de aquí, ella me busque y me demuestre que me quiere de verdad", añadía la portuguesa a su reflexión. Melyssa está dolida, pero tampoco quiere que machaquen a Olga por lo que hizo: "Creo que ha sido un acto fruto de la situación de aquí. No me sale volver a estar como estaba antes (...); estoy triste, estoy en shock. Valoro que haya venido a decírmelo pero estoy dolida. No es rencor porque es fruto de lo que vivimos aquí", concluyó.