D.R.

Navidades diferentes pero con (muchos) planes en casa originales: celebrar con pocos y a distancia

Vamos a esquivar la tristeza y la distancia haciendo cosas casi casi juntos.

ARACELI OCAÑA | CUORE.ES -

Se nos ha planteado un reto más complicado que cualquier 'escape room': llega la Navidad y a algunos o casi todos nos van a afectar las restricciones por COVID-19. Si es tu caso y te toca celebrar la Navidad en reducidos grupos y posiblemente lejos de los tuyos, tenemos una noticia que si no es buena (nada sustituye a un abrazo), hará que las fiestas sean menos malas: durante meses le hemos dado vueltas a unos planes originales, a distancia, para que todxs podamos celebrar y sentirnos cerca. Como expertas en Navidad te lo decimos: son sin fisuras.

Eso sí, antes, unas recomendaciones:

- Explicarle a la familia el funcionamiento de las videollamadas con anterioridad. Todos llegamos más o menos con un nivel medio pero no queremos pasar la Nochebuena ajustando problemas técnicos.

- Acordar una hora de inicio y de final: quizá te venga mejor quedar a la hora del aperitivo o después de cenar. Es aconsejable evitar las comidas centrales, a no ser que uno de los invitados esté solo y haya que hacerle compañía, porque resulta más difícil comunicarse y disfrutar del momento también con los que están in situ.

- No te olvides de hacer un esfuerzo extra: la distancia solo se salva con interés y amor.

Y ahora sí que sí, prepara tu lista de tareas, que tenemos planazos para todos...

Envía Navidad en una caja

D.R.

Para que el ambiente festivo sea real, no puede faltar algo de decoración o cambio en las rutinas... Así que, ¿qué mejor idea que mandar una caja con cosas navideñas a tus seres queridos? Quizá necesiten algo de decoración (sobre todo si no pueden salir a comprarla), así que una buena idea es mandar una explosión de globos y decoraciones. O a lo mejor simplemente necesitan un detalle personalizado que les recuerde que piensas en ellos y los sientes cerca: por ejemplo, puedes enviar una bola de navidad personalizada de Knots Made with Love

Y a veces, si no, hacen falta complementos, ya sean diademas horteras y gorros, diademas de reno en plan cuqui, calcetines para llevar el espíritu navideño a un plano más discreto e incluso... ¿Por qué no hacer una competición de jerséis feos navideños? Al más original o al verdaderamente más feo. ¿Y si os vestís todos exactamente igual? Ahora no faltan los pijamas para toda la familia y es una opción divertida para cenas o desayunos a distancia.

Si vives muy muy lejos y puedes enviar productos envasados al vacío que no requieran frío o productos no perecederos y será una forma de tenerte también un poco más cerca... Eso sí, no te olvides, antes de montar la caja, de dos cosas: que quede bien bonita, que lleve un mensaje personal y que tienes que hacer una para ti también, ¡lo divertido es compartirlo!

Juegos en familia

D.R.

Si hay niños en la familia, tenemos el lanzamiento más especial del año y creemos que se va a convertir en un clásico: es un libro y parece un libro pero es en realidad un contenedor de tableros, con juegos ambientados en la Navidad. Incluye fichas y dados y tiene unas ilustraciones preciosas. Se llama 'El gran libro de juegos de Navidad' y es la típica compra que haces con la excusa de jugar con los peques pero encanta a todos. Si hay niños a un lado y otro de la pantalla, con tener un ejemplar cada uno y hacer videollamada, lo tienes.

También está la opción de seguir la tradición familiar de jugar al bingo tras la cena (este es sencillo pero hasta cuqui), bastará con que uno saque un ejemplar y el resto se haga unos cartones improvisados (en internet puedes encontrar ejemplos). Es el juego más fácil para seguir a distancia.

Los más tecnológicos quizás prefieran otro tipo de partidas online, y para eso hay de todo tipo: el Parchís Star (para Android e iOS), que une muchísimo, Among Us, el juego de moda (también en Android e iOS), o un clásico entre los clásicos, el Mario Party (para Nintendo Switch).

Otra opción, que te sonará de la temporada 1 de pandemia, es jugar a un escape room online. Habrá muchos niveles en la familia, así que es mejor elegir un nivel facilito, de hecho, hay una versión inspirada en Harry Potter a la que podrán jugar hasta los peques. Y si no, en Escape Room Lover tienes una larguísima lista para elegir.

'Show cooking' de casa a casa

D.R.

Quizá sea el momento de hacer ese plan que tanto habéis pospuesto, eso que sale en las pelis navideñas y nunca hacemos: ¡unas galletas! No pasa nada si tiene que ser a un lado y otro de la pantalla, hay muchas opciones para que este plan sea un éxito (nuestras redactoras, que han asistido ya a un buen número de catas, reuniones y cursos por videollamada certifican esta última afirmación). Por ejemplo, podéis seguir la misma receta, y si quieres acertar para que sea plenamente navideña, no podemos dejar de recomendar los libros 'Nueva York en Navidad' y 'Jamie Oliver's Christmas Cookbook' (este, en inglés), tienen unas ediciones preciosas y perfectas con recetas muy originales.

Si no, una opción de lo más divertida es que todo el mundo tenga el mismo preparado de galletas en casa. Se hace pedido a distancia y listo.

Mismo menú, cada uno en su casa

Una de las cosas más bonitas y divertidas de la Navidad es probar nuevas comidas juntos. Ya hay mucha gente que apuesta por los pedidos a domicilio y este año hay una variadísima oferta para probar platos muy buenos que llegan a cualquier rincón de España.

Entre nuestras favoritos están las croquetas de Pepe & Cro. (no dejéis de pedir la de callos, la de carabineros o las infalibles de jamón). También podéis pedir y cocinar, cada uno desde su casa, una paella a leña. No te hace falta cortar troncos porque la de El Paeller viene preparada para que les des tu toque en casa (acaban de lanzar una versión solo de verduras que es fantasía). Y si sois más tradicionales, la empresa zamorana Moralejo Selección te envía su Asadofácil, con paletillas de cordero, costillares y hasta entrecots para hacer en un ratito.

Y para complicarse... Concurso de tapas

¿Cómo se hace? Cada uno prepara una tapa lista para comer, se reserva parte para su casa y envía al resto de comensales su aportación al concurso para que, después, todo el mundo valore. La idea es enviarlo mejor montado posible (o desmontado) para que llegue en condiciones perfectas (aunque el jurado tendrá que ser benévolo).

Sobre cómo enviarlo, ni te preocupes, muchas empresas de mensajería trabajan los envíos de comida refrigerados, solo tenéis que organizarlo con algo de tiempo para que nada falle.

¿Os apasiona comer en Navidad? Pues haced una cata

D.R.

Seguimos con la comida porque es una de las partes más importantes de las reuniones sociales: comer y beber juntos une. Y si estás a distancia, haz que una. A veces es tan sencillo como pasar por el supermercado y comprar todos lo mismo, esperar a reunirse virtualmente y probarlo a la vez. Como las catas de vinos pero con innumerables productos.

Por ejemplo, aceite de oliva (si necesitas indicaciones para encontrar los mejores, ha salido la Guía Evooleum 2020). Si no, prueba novedades cerveceras como la Cruzcampo Edición Limitada Navidad, que este año viene hecha con energía solar ("el sol de Andalucía" dicen, y ya solo por la gracia pica la curiosidad). Otra opción es probar un cóctel diferente, comprando los diferentes ingredientes, ya sea de ginebra, ron o incluso sin alcohol, que luego las cabezas... O simplemente pasar por el súper y elegir las novedades que traen esta temporada (en Lidl por ejemplo han recuperado la gama Deluxe, que tiene 350 productos diferentes: si hacéis cata a distancia de su mayonesa de trufa, vais a flipar).

Y si todo lo demás os parece demasiado, quizá sea buena idea quedar a la hora del café y probar juntos diferentes tipos de turrón, los de Torrons Vicens este año están triunfando, especialmente el de sabor galleta o el que han creado junto a Lay's y Albert Adriá con patatas incluidas.

¡Feliz año antiguo!

D.R.

Como está claro que 2020 no ha sido el mejor año para casi nadie, a lo mejor os apetece rememorar uno que sí lo fue. ¿Por qué no planificar tomaros las uvas de 1984, 1992 u otro? Podéis hacer una prenochevieja casera el día 30 o cuando os apetezca, porque RTVE tiene subidas todas las campanadas de los últimos años.

Si no sabes cuál elegir, las de 1994 con Irma Soriano te van a dejar del revés.

Pelis juntos y a distancia

D.R.

Para muchos, la tele deja de tener interés en Navidad (o directamente no lo tiene nunca), por eso recurrir a los servicios de 'streaming' es casi una necesidad. Si quieres ver algo a la vez que tus seres queridos, tienes opciones, ¡nada nos amilana! Para los usuarios de Disney+, es tan fácil como activar Group Watch y ponerse la peli o especial deseado (hay una colección dedicada a la decoración navideña de Disney World que, bueno, fantasía televisiva).

Si no, existe también Teleparty (antes conocido como Netflix Party), una extensión para Google Chrome con la que podréis ver juntos y a la vez Netflix o HBO, por ejemplo, y lleva hasta chat incorporado.

Llega a tamaño real y a domicilio

D.R.

Que tú no puedas viajar no quiere decir que no llegues a casa de la familia en formato real y posando para las fotos. Puedes mandar pedir un troquelado con tu imagen y las risas, desde luego, van a estar aseguradas. Hay que insistir para que te pongan sitio en la mesa, eso desde luego.

Y si lo prefieres, puedes mandar versiones de famosos: tener a Donald Trump señalando los langostinos de Nochebuena, a Kim Kardashian mirando todos vuestros 'looks' o a Leonardo Di Caprio ligando con la familia, siempre va a dar vidilla.

¡A cantar a coro!

D.R.

Es hora de pedirle a toda la familia que colabore y aporte canciones para una lista musical navideña. Qué menos que ponerla de fondo, cada uno donde esté, y sentir que estáis todos juntos pidiendo que suenen Manolo Escobar, Rosana o, por supuesto, el disco de Navidad de OT1.