GTRES

Miguel Ángel Muñoz vive con el miedo de perder a su Tata

Le ha dedicado un documental, '100 días con la Tata'

El actor reconoce que le asusta la muerte de la Tata.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Miguel Ángel Muñoz (38) tiene una relación muy especial con su Tata, la hermana de su bisabuela que ayudó a criarlo y que tiene actualmente 97 años. El confinamiento lo pasó enterito con ella, en su apartamento, y de aquello salió un documental titulado '100 días con la Tata'. La película está disponible en Netflix, y de todo lo que el actor y director nos deja ver, salta a la vista que MAM vive atormentado con la idea de perderla.

No hay mucha gente que pueda contar, en su vida adulta, con una bisabuela. Miguel Ángel Muñoz sí, y la persona de la que te queremos volver a hablar (ya lo hicimos antes) se llama Luisa Cantero. Está a tres añitos de soplar las 100 velas. Lo curioso es que, al principio, muchos dábamos por sentado que era su bisabuela, pero no. Es la hermana su bisabuela. Mantienen una preciosísima relación desde que MAM era un niño. Sus padres eran muy jóvenes cuando lo tuvieron y además no podían pagar a alguien que lo cuidara mientras trabajaban. Luisa Cantera se encargaba de llevarlo al cole, por ejemplo. "Se vino a casa y estuvo tres años", dijo el actor en una entrevista.

Y bueno, lo demás ya se conoce. A día de hoy, la relación entre MAM y su Tata es muy pero que muy especial. Tanto que cuando vino la cuarentena y las cuidadoras de Luisa pidieron ausentarse por una temporada, fue él el que se cambió de casa. Se instaló en el pisito (es muy pequeño, según cuenta en el documental) de la Tata para asegurarse de que no se contagiaba de Covid-19. ¡Y lo logró!

El resultado, como te decíamos, es una película documental de lo más emotiva. Juntos hicieron directos, ordenaban la casa, regaban las plantas, se reían, él le hacía masajes en las piernas... Amor incondicional en estado puro. MAM es lo más. Perdón, pero es que es así.

Miguel Ángel Muñoz y el miedo a que Luisa Cantera muera

Si entras en Netflix y te pones a ver el documental, te darás cuenta de que el actor se ha sometido a terapia. El problema, como te puedes imaginar, es el miedo que siente, sentía, a la muerte de su familiar. Es real y el actor ha dicho que contó con ayuda psicológica para superar el pánico que siente con respecto a esto.

"Cuando lo superé, me di cuenta de que disfrutar no significaba que luego se iba a acabar y que la iba a echar más de menos, sino que había que disfrutar en vida todo lo que podamos juntos. Y cuando ya no estemos juntos, pues el dolor habrá que ver cómo se lleva. Pero esto fue muy importante para mí y por eso he querido incluir esas terapias reales en la película", ha explicado MAM.