TheImageDirect.com / GTRES

¡Sorpresa! Mick Jagger se pasa ahora al ballet

Nunca es tarde para reinventarse.

CUORE.ES -

A pesar de la apretada agenda de conciertos como líder de los incombustibles Rolling Stones, el cantante Mick Jagger se encontraría estos días trabajando sin descanso en un nuevo proyecto liderado por su novia Melanie Hamrick (madre de su hijo Deveraux, el niño de nombre largo, de 2 años) y que, de confirmarse la veracidad de la información compartida por el diario The New York Post, llevaría al músico a adentrarse de lleno en un terreno hasta ahora inexplorado para él: el del ballet puro y duro.

"Melanie está de baja y no volverá al American Ballet Theatre hasta la primavera, así que está aprovechando estos meses que tiene libres para trabajar en la que será su primera obra producida y dirigida por ella. Se trata de una producción basada en la historia de los Rolling Stones y contendrá nuevas versiones de temas como 'She's a Rainbow', 'Paint It Black' o 'You Can't Always Get What You Want', todas ellas a cargo de Mick Jagger", ha asegurado una fuente.

La bailarina y coreógrafa de 31 años planea estrenar su original propuesta artística el mes de marzo y en un escenario tan imponente como el del Teatro Mariinsky de San Petersburgo (Rusia). Posteriormente, y para dejar patente el carácter ambicioso e innovador de su espectáculo, Melanie transferirá la producción al llamado Youth America Grand Prix (YAGP) (una de las escuelas de ballet más reputadas de Nueva York, con sede en el prestigioso Lincoln Center) para que sirva de referencia a las nuevas generaciones.

A través de esta llamativa colaboración profesional, Melanie y Mick se disponen a demostrar al mundo que su compenetración total no se limita al ámbito de la paternidad o de su idílica relación sentimental, sino que también se refleja en el plano creativo y, sobre todo, en su pasión por la fusión de estilos o géneros musicales que tengan el baile como denominador común.

"Nuestro hijo baila muchísimo, no para, pero creo que ha heredado los movimientos de su padre más que los míos. Mis pasos de baile [los del ballet] son más estrictos y requieren disciplina... Por desgracia no soy tan buena bailarina como él [Jagger] en ambientes sociales", bromeaba recientemente Melanie acerca de los enfoques tan dispares con los que ambos conciben sus respectivos movimientos en el escenario.