@islatentaciones / TWITTER

Melyssa Pinto sabe algo: las mil y una crisis de Tom Brusse y Sandra Pica son muy de montajista

La verdad es que ya cansa un poquito, ¿no?

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Si hace unos días eran Tom Brusse y Melyssa Pinto quienes se veían las caras en el debate de 'La isla de las tentaciones' con la mala para de que Sandra Pica se enfadaba por un comentario de su novio... Ahora en el último programa han aprovechado para juntar a los tres y que arreglen sus tiranteces

Sandra contaba qué es lo que realmente había pasado aquella noche en la que el marroquí confesó que "todavía llevaba en el corazón a Melyssa" y ella decidió irse de casa. "Soy una persona que me remuevo mucho, soy muy impulsiva. Después del anterior debate me fui a un hotel. Por lo que vi el otro día podría pensar que Tom y Melyssa podrían no tenerlo superado pero después, con los argumentos que me explicó él me convenció", explicaba la catalana. 

Lo de siempre vamos, Tom se equivoca y Sandra se enfada pero cuando lo hablan todo se les pasa. En fin. "No soy el novio perfecto, tengo muchos fallos, la quiero mucho y creo que lo vamos a poder arreglar y estar bien. Ella nunca me ha fallado, pero yo sí, varias veces", contestaba Tom. 

Y en ese momento era cuando Melyssa entraba en este triángulo asegurando que todo lo que hace la pareja es un montaje y que de hecho Tom la dejó porque ella no quería comercializar su relación pero Sandra por el contrario si. "Me dejó por la tele, yo no quería seguir montando shows, y Sandra si quería, entonces te fuiste con ella. Yo cuando estaba mal desaparecí de la televisión, Sandra dices lo mismo una y otra vez y siempre vuelve a aparecer", le reprochaba. 

Para seguir metiendo el dedo en la herida, el programa ponía en directo unas imágenes en las que se puede ver a Melyssa en el anterior debate con el abrigo de Tom. ¿Qué explicación daba el marroquí? "Está muy claro lo que pasó...me lo robó", decía en tono vacilón. 

Melyssa harta de jueguecito dejaba claras sus intenciones con un buen zasca para Tom: "¡Me preguntaste tú si tenía frío! Pero si me preguntaste hasta que a qué hora me iba al día siguiente para tomar un café. Yo le dije que no. Creo que los dos están jugando a este juego para seguir saliendo cada semana en televisión. Pensé que era un cachondeo, no sabía si me había pedido perdón de verdad".