ISTOCK

Las mejores bravas de España

Se nos hace la boca agua...

ISABEL MOSCOSO |CUORE.ES -

¿A quién no le apetece irse de ruta por España probando diferentes bravas? Pocas personas no estarían dispuestas. De momento no nos podemos ir a todos esos sitios pero vamos a ir hasta ellos, aunque sea virtualmente.

Apunta bien los nombres de estos bares porque en ellos probarás las mejores bravas de España. Una ruta gastronómica por diferentes rincones del país en los que podrás degustar este plato tan querido por muchos y no tanto por otros.

¿Caña o copa de vino? No hay problema, combina con cualquiera de las dos.

¿Preparados para empezar esta ruta gastronómica? Comenzamos...

- Barcelona:

Bar el Tomás de Sarrià (Carrer Major de Sarrià, 49). Es tan conocido en Barcelona como fuera de la ciudad e incluso se ha hablado de él en el extranjero. ¿Cómo vas a dejar de probar unas bravas tan archiconocidas? Las patatas se pueden elegir con alioli o con la salsa picante casera.

D.R.

- Burgos:

Restaurante Mesón Burgos (Calle Sombrerería, 8). La salsa de estas bravas con forma irregular, que demuestran más que están cortadas a mano, tiene un color anaranjado. Nada más verlas quieres probarlas. Tiene una salsa sabrosa y que a más de uno le gustaría poder repetir en su casa.

D.R.

- Logroño:

La calle Laurel de la ciudad es conocida por su amplia variedad de bares y de sus diferentes especialidades. En uno de ellos, el Jubera (Laurel, 18) podrás comer una de las mejores patatas bravas de España. No hay más tapas. Además de una salsa picante roja tienen mayonesa para matizar el picor. Te animas. 

- Madrid:

En la capital hay varios bares en los que 'tapear' con bravas. Pero no todas son iguales.

Una de las bravas más famosas de Madrid son las del Docamar (Alcalá, 337). El secreto de sus bravas está en la salsa. Que ha pasado de generación en generación desde 1963 y siguen siendo una de las más conocidas y disfrutadas por los madrileños y sus visitantes.

Docamar

Otro de los grandes clásicos de la capital para esta tapa es la Bodega de la Ardosa (Santa Engracia, 70). Mítico bar del barrio de Chamberí donde comer unas bravas de quitarte el sentido, acompañadas de unas cañas muy bien tiradas.

- Pamplona:

La Mejillonera (Calle Navarrería, 12). Conocida como 'La Meji' entre sus tapas se pueden degustar unas curiosas bravas en las que predomina la mayonesa, pero lo poco de salsa picante que parece tener es más que suficiente para que tu garganta lo note un rato. Además hay que destacar los precios tan económicos de todos sus platos.

La Mejillonera

- Ponferrada (León):

El Bodegón (Travesía de Pelayo, 2). Estas bravas están hechas con patatas gallegas están acompañadas de una salsa picante con un sabroso sabor de fondo. El secreto es que está hecha con caldo de mejillones.

- Sevilla:

Bodega Bar La Manchega (Avda. del Dr. Frediani, 25). Un bar de toda la vida en el que las patatas bravas son un clásico. Además, de la típica salsa roja picante vienen acompañadas de mayonesa. No queremos ni pensar lo que pican... Dicen que ha perdido el toque especial de sus bravas, pero ¿habrá que ir a probarlas?

- Valencia:

Ir a esta ciudad y no probar las bravas tiene delito. Son muchos sitios en los que las puedes encontrar, pero destacamos:

El Central Bar by Camarena (Mercado Central s/n), en él encontrarás las bravas más auténticas con su toque de pimentón y su salsa alioli. Han sido bautizadas como Lourdes Luz.

Además está el Bar Pilar, más conocido como 'La Pilareta' (Moro Zeit, 13). Situado en el barrio de El Carmen lleva años vendiendo kilos y kilos de bravas. Las más conocidas son las clochinas. Eso sí, los fines de semana hay tanta gente que dan número para entrar.

- Zaragoza: 

Montesol (Franco y López, 3). Sus bravas son diferentes ya que tienen una salsa más rosa que otras que puedas conocer