Anchiy / ISTOCK

Marchando una de mimos y energía positiva: ¡que nuestros mayores no se sientan solos en Navidad!

Consejos para las Navidades más raras

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

A solo unas horas de las Navidades más extrañas que hemos vivido jamás, seguramente sigas dándole vueltas a un tema que nos preocupa a todos: ¿cómo proteger a nuestros mayores de posibles contagios sin que se sientan abandonados? ¿Es posible pasar la Navidad separados de ellos y que la tristeza no nuble estos días de fiesta? Para resolver estas dudas hemos hablado con la psicóloga Dafne Cataluña, fundadora del IEPP, el Instituto Europeo de Psicología Positiva, un centro pionero en nuestro país que lleva más de 10 años cuidando el bienestar emocional de personas y empresas a través del Método FORTE, un enfoque novedoso que se centra en identificar y utilizar de forma equilibrada las fortalezas personales.

Lo más destacado de la psicología positiva es que decide, de forma deliberada, poner su punto de atención y se focaliza a la hora de trabajar en lo que sí tiene la persona, en lo que está haciendo bien, en sus fortalezas y no tanto en la debilidad.

A nosotras este enfoque positivo nos ha parecido perfecto para esta época tan difícil y por eso ya te propusimos un montón de ideas para poder disfrutar de la familia aunque sea en la distancia pero, ¿qué opciones tenemos con los más mayores de la casa?

Según Dafne Cataluña, "es importante tener en cuenta las necesidades de cada persona mayor, ya que es posible que no sean iguales, ni las mismas para todos ellos/as. Es importante acoger y arropar esa necesidad, ¿cómo podemos hacerlo? Primero preguntando directamente y hablando con él o con ella. Después podemos empatizar, sin juzgar a la persona. Dedicar un espacio para la escucha, ser cálidos, amables, que la persona de verdad sienta que está siendo escuchada para intentar después abordar esa necesidad, por supuesto teniendo en cuenta nuestras posibilidades y limitaciones".

Sin embargo, cuando no viven en su casa sino en una residencia, la cosa se complica, ¿seguimos teniendo opciones? ¡Por supuesto! "Habrá que respetar las medidas y los protocolos que cada residencia marque, visitar a nuestros mayores siguiendo todas las precauciones y tirar de las nuevas tecnologías y de esos cómplices que nos puedan ayudar entre el personal de la residencia", apunta Dafne.

Por desgracia, no todos los abuelos que viven en residencias tienen una familia que se preocupe por ellos, pero también hay iniciativas para que ninguno de ellos se sienta solo, como la de 'Adopta un abuelo', que esta Navidad ha puesto en marcha su envío de cartas a abuelos que viven en residencias y se sienten solos por no recibir ninguna visita.

Entre esas nuevas tecnologías por supuesto está la videollamada, que ya hemos incorporado en nuestra rutina, pero no es la única herramienta que tenemos a nuestra disposición esta Navidad. "Incorporar la videollamada en nuestro día a día ha sido una estrategia que ya empezamos a utilizar durante el confinamiento y que probablemente la vayamos a seguir utilizando mucho en Navidad, pero no podemos olvidarnos de otros recursos, como grabar y enviar uno o varios videos navideños para que la persona los pueda ver las veces que le apetezca, no olvidarnos de las clásicas felicitaciones escritas y postales navideñas enviadas a través de correo postal, hacer una lista o carta de deseos con esos planes que haremos en familia cuando podamos juntarnos sin riesgo o enviar un detalle que llegue en la fecha señalada. La idea es cargarnos de emociones positivas aunque sea en la distancia".

Probablemente una de las cosas que más te preocupe sea que ellos no entiendan que en realidad no pasar las Navidades con ellos es un sacrificio que haces por su bien, pero en ese caso, una vez más, la comunicación es clave: "lo más recomendable es explicarles con toda la honestidad, sinceridad y de la forma más cercana y amorosa posible que no juntarse y ser estrictos con las medidas de higiene, de distancia y de seguridad es precisamente un acto de amor por y para ellos. Lo hacemos así porque les queremos. Es un sacrificio por su salud. Prevenir es curar y prevenir ante el covid implica no juntarse", afirma Dafne Cataluña.