@islatentaciones / TWITTER

Aquí huele a chamusquina: Manuel ('LIDLT3') llora (pero no mucho) al ver las joyas 'quemás' de Lucía

¿Lágrimas de cocodrilo?

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Bueno, bueno, bueno. Lo de 'La isla de las tentaciones 3' se está convirtiendo en un melodrama de los que solo solíamos ver en las telenovelas mexicanas, pero qué quieres que te digamos... Mola todo. Los habitantes de Villa Playa y Villa Montaña están desatados, y claro, después de lo bueno viene lo malo. Sandra Barneda acaba de enseñar a Manuel las joyas chamuscadas de su chica, Lucía, y adivina 'capasao'. Lágrimas y una curiosa conclusión (que no es un arrepentimiento, por cierto).

Empezamos. Sandra aterriza en Villa Playa, la de los chicos, con una pequeña caja de madera en la mano. Parece un joyero y lo es. Dicho 'regalo' era para Manué, el de la manita 'relajá'. La manita y la boquita, pero eso ya lo sabes, ¿no? Que se lió con Fiama y Stefany prácticamente a la vez (eso sí, una en cada esquina de la casa). Lucía se enteró y tiró 'los oros' a la hoguera (como Pablo con Rosito, vamos).

¿Y qué pasó? Pues nada, que nuestro gaditano preferido se echó a llorar al ver las joyas 'chamuscás'. "Es un anillo, y también le regalé esta pulsera porque le dije que lo nuestro iba a ser para siempre. Y el collar cuando hicimos un año", explica el concursante. Ha dicho 'iba', en pasado, ¿vale? Se nos da que este, de Lucía, ya no quiere 'ná'.

Era de esperar. El llanto, la tristeza... Todo entra dentro del guión. Lo que no encaja (o a lo mejor sí) es que Manuel no se siente para nada culpable de lo que hizo. "Si me comportara de manera que no siento, sería un falso", reconoce. "Me siento faltal porque siento como que nuestros caminos se separan", añade en una conversación que mantuvo a continuación con su gran 'amiga', Fiama.