supervivientes / TWITTER

Lola y los dolores de cabeza en pleno directo por los supuestos cuernos de su novio

Se entera y decide en directo qué va a hacer con su novio

 De comerse los morros en redes sociales a flipar en el debate de 'Supervivientes' con lo de la supuesta infidelidad. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

4 meses fuera de casa dan para mucho y a Lola aún le queda mucha info que digerir. La finalista de 'Supervivientes' está más contenta que unas castañuelas con su regreso a España y lo primero que ha hecho ha sido comerse a su novio, Iván. Suponemos que después de apretarse un buen plato de comida y sin saber aún los rumores de infidelidad que circulan sobre su relación. 

Y no, efectivamente Lola no tenía ni idea de lo que ha pasado con su chico mientras ella estaba en la isla. Recordemos que Iván decidió que no volvería a pisar un plató de Telecinco ya que había hecho un pacto con su novia al respecto. Ambos tenían el pacto de que si salía alguna noticia un poco fea, este dejaría de defender a la superviviente en el plató y se alejaría de los medios para seguir con su trabajo. Y es lo que hizo hasta ahora. 

Fue Miguel Frigenti el que aseguró que el Tiktoker le había puesto los tochos a Lola, algo que se ha aclarado en el último debate de 'Supervivientes'. 

Iván dijo por activa y por pasiva que él no había sido infiel a su novia, así lo aseguró en 'Sobreviviré: after show': dijo que sí conocía "desde hace mucho tiempo" a la chica con la que se le relacionaba pero que no había pasado nada entre ellos.

Pero parece que a Lola esto no le convencía y solo hay que ver las caritas que se ha marcado en plató... Menudos dolores de cabeza le tuvieron que dar. 

"¿Y quién es esa tía? Me he ido a vivir con él en enero y yo el único vínculo de amistad que conozco son sus amigos, no amigas. No conozco a chicas que me haya presentado", dijo Lola muy sorprendida. "No quiero llevarme las manos a la cabeza ni entrar en brote. Voy a hablar con él porque lo primero es escuchar y confiar en él. Gracia no me ha hecho porque no me apetece salir de la experiencia de mi vida, como cuarta finalista, reencontrarme aquí con todos mis compañeros y volver al mundo real y de repente llevarme el hostión de que todo esto ha pasado mientras yo estaba concursando". 

Por esto mismo Lola decidió salir del plató y llamar a su novio para aclarar todo: "Todo bien. He hablado con Iván. Me ha tranquilizado. Me ha dicho que tiene las conversaciones y que no hay nada raro. He llamado a mis padres porque me importan su opinión y me dejan tranquila. Me han dicho que confían en él y que no se creen nada".

¡Yuhu, ha triunfado el amor!