victor.palmero / INSTAGRAM

'La que se avecina' para Víctor Palmero que... Deja la serie

Se baja de la serie en la última temporada

 Adiós, Alba Recio. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Si eres fan de 'La que se avecina', esto no te va a gustar ni un pelo y es que uno de sus actores más conocidos dice adiós a la serie a estas alturas de la vida. Hablamos de Víctor Palmero, el actor que da vida a Alba Recio y que ha decidido dejar de ser la hija del Recio para siempre. ¿Por qué abandona? 

Ya en 2020 lo dejó caer en Instagram colgando la peluca y ahora se ha confirmado en su última entrevista: "Adiós no significa siempre el final, a veces significa un nuevo comienzo 🙃 Gracias siempre equipo, elenco, @lauracaballero_ y @alber_caballero por permitirme jugar y crear juntos, uno de los personajes más especiales de mi vida. 💖Hasta otra, amiguis. #LQSA #AdiósMontepinar". 

Ha sido cuando se han confirmado tres temporadas más de 'La que se avecina' cuando Palmero se ha bajado del tren, así lo ha confirmado a FórmulaTV:"En esta próxima temporada no estaré". 

Víctor está de gira por toda España con la obra 'Johnny Chico' y claro, eso le quita mucho tiempo: "Me he hecho adulto con 'LQSA' y necesito trabajar en otras cosas. Siempre acojona dejar una serie de éxito, pero ha sido una decisión consensuada (...) Pese a que me duele, no somos funcionarios y los actores necesitamos evolucionar. Tengo muchísimas ganas de saber qué va a pasar con la nueva temporada y sus nuevos platós. Tengo muchísima curiosidad".

Y ojo porque tampoco descarta volver en un futuro: "No descarto que Alba pueda volver, porque he sido muy feliz".

Como era de esperar, esta noticia ha dejado muy tristes a sus fans, por eso él mismo ha queridos asomarse a Twitter para 'consolar' al personal: "Personalmente no me gusta nada la palabra abandonar. No ha salido de mis labios."

Y es que con Alba hemos vivido muchos momentazos y está claro que la vamos a echar de menos, al igual que sus compis de reparto como Jordi Sánchez, el Recio y su padre en la ficción. 

¡Suerte, Víctor!