Komvida

'Komvirra': la bebida que mezcla lo mejor de la cerveza y la kombucha

Fantasía de refrigerio (gran palabra)

Ahora por fin podrás disfrutar de una kombucha con sabor a cerveza y no tener resaca al día siguiente. Palabrita.

CUORE.ES -

Fue Kourtney Kardashian (42) la que hizo que nos enterásemos, de una vez por todas, de lo que era la kombucha. De tanto hacerse fotos en Instagram con ella y de tanto hablar de sus beneficios, esta bebida se convirtió en la más buscada por los seguidores de la mayor de las Kardashian. Pues bien, ahora la marca Komvida Organic Kombucha ha lanzado al mercado la 'komvirra' la "no" cerveza que sabe a birra, hecha con lúpulo ecológico, té verde y solo 5 kilocalorías.

Lo sabemos, amiga, pero espérate y no corras porque este no ha hecho nada más que empezar. Komvirra es una bebida atrevida, ingeniosa y muy refrescante (vaya, como tú) que resulta ideal para las personas buscan cuidarse pero que también quieren pasarlo bien y disfrutar de sus momentos de ocio. Y con Komvirra lo pueden hacer porque es una sin alcohol, con todo el sabor: huele, sabe y tiene el aspecto de una cerveza. Es la virra con v de vida, la virra bien.

Lo que oyes, gatito. Su burbuja es natural (no hincha), tiene probióticos que
aportan muchos beneficios y su etiqueta 'clear label' ofrece una clara información sobre sus ingredientes: lúpulo ecológico, té verde, agua, azúcar de caña y Scoby; con sólo 5
kilocalorías. No es un nuevo sabor de kombucha: es la “no cerveza” de Komvida. Un producto diferente con los mismo valores del resto de bebidas de Komvida: es vegana, ecológica, sin pasteurizar y sin gluten.

Komvirra

¿Cómo tomarla? 

Tranquilos todos que aquí os damos las claves de cómo degustarla. 

Es mejor servirla en copa de caña, aunque también puede beberse directamente de la botella. Tienen un color achampañado dorado y así debes tomarla para captar todo su sabor

1. ¡Cuidado! La kombucha es una bebida con burbujas. No se puede agitar.

2.  En el caso de Komvirra, abrir la botella, oler y tomar el primer sorbo. Ahí, se nota un sabor más ácido, con más tonos de kombucha, y ligero sabor a lúpulo.

3.  Cerrar la botella y mezclar/girarla suavemente para integrar la levadura procedente de la fermentación de la kombucha y el lúpulo ecológico.

4. Volver a abrir la botella y servir en una copa estilo caña.

5. Oler de nuevo para hacer una segunda cata. Ahora se nota más intensidad, frescura y aroma floral del lúpulo. De sabor, un equilibrio entre la acidez de la propia kombucha y notas especiadas del lúpulo, con una cierta astringencia que queda en boca.

6. Las burbujas naturales de la fermentación, junto a las propiedades del lúpulo, hacen posible la similitud a la espuma de la cerveza tradicional artesanal que conocemos.