SÁLVAME

Kiko Matamoros y el resultado de su (hemos perdido la cuenta) operación

El colaborador enseñaba en 'Sálvame' su gran cambio

Y espérate porque no es la última...

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

La nueva (que no la última) operación estética de Kiko Matamoros ha creado muchísima expectación y aunque él ya dio una pequeña pista en su Instagram de cómo había quedado el resultado... Lo mejor estaba por llegar. 

Para crear más 'hype', el colaborador iba al plató de 'Sálvame' en ambulancia y allí estuvo esperando en la puerta hasta que sus compañeros fuesen a recibirle. Pero, ¿qué se ha hecho esta vez Kiko? Pues cara y cuerpo, un completo. 

Esta es la duodécima operación a la que se somete el colaborador ya que antes se habría retocado orejas, nariz, estirado la cara y el cuello, quitado las bolsas, un implante capilar, modificación de párpados y subido las cejas. Madre mía, se dice pronto. Y ojo, que dice que la próxima será la papada.

Kiko Matamoros entraba al plató como te hemos dicho en camilla y tapado con gafas de sol y gorra para que no se pudiese ver los retoquitos de la cara. Más tarde se la quitaba y se apreciaba los cambios en sus nuevos párpados y las incisiones de las orejas para modificarse los lóbulos. "Ni se lo recomiendo a nadie que se haga cirugía ni que no, pero yo quiero llegar a los 70 años como si tuviera 40. Tengo interés de estar físicamente bien y hay que hacerse las cosas antes de que no tengan arreglo", explicaba. 

Respecto al cuerpo, el colaborador se ha sometido a una liposucción de la que le extrajeron tres litros de grasa, una marcación abdominal y por si fuese poco, una ginecomastia masculina para extraer las glándulas mamarias. "Es algo que tiene el hombre y que no sirve para nada, no cumple ninguna función biológica y te puede producir un cáncer de mama. Es importante para que el pecho se vea mejor", explicaba respecto a este último retoque. 

El resultado final no se verá hasta dentro de seis meses y de momento Kiko tiene que ir con faja y acudir a curas periódicas aunque por lo que dice la cosa va "fetén". 

Pero además de enseñar su cambio, el colaborador se enfrentaba a una nueva noticia, el fichaje de Rocío Carrasco (44) para 'Sálvame' y esto es lo que decía al respecto:  "El problema de la tele y de las relaciones es que para la gente al final es o negro o blanco. No tengo ningún problema en sentarme con esa mujer, pero no solo en este plató también en la calle. Yo no tengo ningún problema con ellos, es más creo que soy la única persona que ha contado una anécdota favorable con Fidel Albiac en esta casa".