SÁLVAME / TELECINCO

Kiko Matamoros y Carlota Corredera: a la gresca por Rocío Carrasco en 'Sálvame'

Presentadora y colaborador tienen opiniones muy distintas sobre la hija de Rocío Jurado

Y va para largo...

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

A día de hoy no se habla de otra cosa que no sea el documental de Rocío Carrasco: 'Rocío: contar la verdad para seguir viva' y es que en 'Sálvame' no para, no paran, no paran (como diría nuestra querida Mila Ximénez). Esta vez los que se han enfrentado han sido Kiko Matamoros y Carlota Corredera pues no estaban de acuerdo con las versiones que daba cada uno respecto a los hijos de Rocío Carrasco y Antonio David Flores.

"Vamos a hablar de lo de ayer. Esta señora demuestra que le devuelven a su hijo con un brazo roto. A Lydia Lozano le confirman que este señor estaba de cena y que dijo que efectivamente ese niño lo llevase su madre a urgencias. Estamos hablando de una desatención que a ti te consta como testigo que ha sido al revés. Yo me bajo de este autobús. No me parece de recibo, y me parece mal, sobre todo, que digas que para ti son igual de responsables el uno y el otro. Me quedo sin palabras", empezaba diciéndole la presentadora al colaborador.

"Me parece muy bien que le llames agresor, pero la justicia no ha dicho eso", le respondía Matamoros a lo que Carlota decía que: "Tampoco lo dijo de Ernesto Neyra y tú le llamaste maltratador sin estar condenado". La cosa se empezaba a calentar...

"Exacto, porque lo viví en directo, fui testigo directo. Rocío Carrasco podrá decir lo que quiera, pero nosotros no podemos decir que Antonio David es un maltratador", seguía Kiko a lo que Carlota tampoco se iba a callar: "Pero tampoco podemos decir que está exculpado. Tiene el caso sobreseído provisionalmente a la espera de más pruebas, como cientos de casos en España de malos tratos". 

"No tengo agallas para señalar públicamente a alguien que el Poder Judicial ha dicho que no es culpable, eso para empezar. Yo en el caso de Carmina fui testigo directo, tuve que apartar a Ernesto Neyra de encima de ella porque le estaba dando una paliza", contestaba Matamoros. "Yo no pongo en cuestión su testimonio, no es verdad. Con lo que no voy a comulgar es con ruedas de molino. Es decir, si alguien lo ha hecho mal con sus hijos, lo ha hecho mal por muy víctima que sea", seguía.

"¿A ti te ha contado Antonio David que ella le ha devuelto a los niños con moratones? ¿Te lo ha contado? Te lo voy a volver a preguntar porque me lo contaste a mí", le preguntaba Carlota Corredera. "Te estás equivocando", le decía Kiko y ella seguía: "No me hagas pasar por mentirosa, porque además te dije que no entendía por qué no había ido a denunciarlo". "Te dije una cosa peor, y no voy a decir quien me lo dijo. Me dijeron que el problema de su hijo era porque le habían contagiado una enfermedad venérea a la madre durante el embarazo", desvelaba entonces Matamoros

"Eso lo dijo una persona de la familia Mohedano. ¿A ti Antonio David te dijo lo mismo que a Laura Fa, que la madre no tenía relación con la niña porque estaba colgada de una lámpara con todo lo que consumía?", volvía a preguntar Carlota. "Me dijo que la madre estaba todo el día 'volada", sentenciaba Kiko.

"Rocío dice ayer en el episodio que si Antonio David tiene la más mínima prueba de que en su casa los niños no recibían un buen trato habría puesto una denuncia. ¿Alguien cree que si tuviera una más mínima prueba de que Fidel le hacía daño a sus hijos no se habría hecho una portada como ha hecho en 180 ocasiones en estos años? Y digo más, si alguien de la familia Flores cuenta que los niños venían con los brazos marcados y no lo denuncia, ¡¿qué hacen propagando eso?!", terminaba Carlota con la disputa.