Netflix

Tras la pista de los protas de 'El imperio de la ostentación': siguen 'living' una vida MUY loca (y muy rica)

Extravagancias muy locas.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

¿Ya no te quedan episodios de 'Los Bridgerton' con los que entretenerte? Tranquila, que la segunda temporada ya está confirmada. Mientras tanto, déjate llevar por el reality de Netflix 'El imperio de la ostentación'. Es todo lo que necesitas para desconectar. Bueno, desconectar es un decir. Vas a alucinar con tanto despilfarro de zapatillas, joyas, bolsos, fiestas... Es lo nunca visto. Y sí, es real. Sus protagonistas se merecen un Oscar a la mejor interpretación de uno mismo.

El reality se desarrolla en Los Ángeles, más precisamente en las zonas frecuentadas por los más acaudalados. Y aquí es precisamente donde reside la gracia del formato. 'El imperio de la ostentación' sigue la vida de un grupo de multimillonarios de origen asiático con una estrafalaria forma de vida. Dólares, dólares y más dólares. Lujo, ostentación y múltiples enfrentamientos entre ellos por problemillas con los que la mayoría de los seres humanos no tenemos que lidiar. ¿Un ejemplo? Plantarse de forma accidental en una fiesta con un collar de Louis Vuitton igual al que lleva la anfitriona de la fiesta.

'El imperio de la ostentación' se grabó antes de la pandemia, por lo que olvídate de ver a gente con mascarilla. De hecho, nos atrevemos a decir que jamás olvidarás las caras de sus protagonistas. ¿Te apetece conocerlos y saber cómo les va la vida después del reality? Ponte cómoda.

Kane Lim, el adicto a las zapatillas

Es el plato fuerte del programa. A lo largo de ocho episodios, verás que la familia de Kane Lim posee varios centros comerciales de lujo en Singapur y Tailandia. Su cuenta bancaria es infinita, y él se dedica a vivir la vida cómo un Dios. Mejor, como un 'fashion addict' de los que hasta ahora solo aparecían en las películas (o en casa de las Kardashian). En la bio de su Instagram hay una pequeña descripción de su 'lifestile' y reza más o menos así: "Inversor inmobiliario y filántropo", ¿qué te parece? Y sí, se ve que la actual crisis sanitaria le ha cambiado la vida... Más que nada porque en una de sus más recientes publicaciones, este empresario se dedica a pedirle al SARS-COV-2 que se vaya para que él pueda volver a usar sus zapatillas en la calle. Se trata de un chiste y lo que quiere decir es que él también se queda en casa, pero es una broma que muestra perfectamente cómo funciona su cabeza, ¿no crees?

Kevin Kreider

De orígenes humildes, adoptado por una familia de clase media de Estados Unidos y requeteguapo. Kevin se gana la vida como modelo, pero claro, el estilo de vida que lleva se debe a sus amigos multimillonarios. Ya era conocido en Estados Unidos, pero con el reality se ha convertido en una 'superstar'. Actualmente está rodando un documental sobre coreanos adoptados por estadounidenses. Le va bien, vamos.

Anna Shay

Multimillonaria rusa de origen asiática que se ha convertido en toda una celebrity a raíz del reality. Su primera aparición en el programa tiene toques de excentricidad a los que uno no está para nada acostumbrado. Se la ve rompiendo una pared de su armario a martillazo limpio, y todo porque no le gusta la disposición de las paredes... Se dedica a la filantropía y a la 'vida en sociedad'. Es una loba solitaria a la que le gustaría tener más amigos. Gente desinteresada. Pero, claro, con tanto dólar en la cuenta es difícil. Su Instagram no dice mucho de su vida, pero las fotos que comparte dejan claro que sigue siendo rica a rabiar.

Christine Chiu

Es otra de las grandes estrellas del programa, y lo suyo es 'too much'. Para empezar, se ha casado con un prestigioso cirujano plástico, el doctor Gabriel Chiu. Juntos poseen una especie de clínica estética de lujo ubicada en Beverly Hills. Se codean con todos los famosos de Hollywood y, por si les faltara algo, pertenecen a la realeza china. Gabriel viene de la dinastía Song, pero ojo porque tienen problemas conyugales.

Kelly Mi Li

La relación de Kelly Mi Li con el actor Andrew Gray ocupa un lugar destacado en la primera temporada del reality, pero como la propia cuenta al principio del programa, en el pasado estuvo casada con un chino muy pero que muy rico. "Vivíamos un estilo de vida privilegiado y escandaloso. Ya sabes, siete autos, cuatro casas. Creo que en ese momento gastábamos cerca de 400.000 dólares al mes (...) Hasta que un día apareció el gobierno y nos quitó todo, y arrestaron a mi marido", recuerda.

Andrew Gray

Es un actor de Hollywood con varias películas y series a sus espaldas. Lo más destacable de su carrera, la saga 'Power Rangers'. A día de hoy sigue su relación con Kelli Mi Li, y más no te vamos a contar porque está feo lo de hacer 'spoilers'.

Jaime Xie

Modelo de primera, influencer y... Mejor ve la serie. No, espera. Solo para que te hagas una idea, antes de aterrizar en el mundo de los realities, Xie ya brillaba en las pasarelas de Dior, Chanel y Valentino. Su familia es pudiente: su padre se dedica al software de ciberseguridad. Trabaja con 'firewalls' y el conocido sistema VPN. Xie creció en Sillicon Valley. Se le da muy bien montar a caballo, y de adolescente llegó a ocupar el primer puesto en el ránking de la Federación Ecuestre de Estados Unidos. Sigue trabajando en lo suyo, y en una entrevista ha dicho que se arrepiente de haber mantenido las formas en el reality. También se dedica a la filantropía, claro.

Cherie Chan

Lo de Cherie es un poco surrealista. Tiene una relación de años con un multimillonario, está embarazada de su segundo hijo y... Contra todo pronóstico, el padre de los niños se resiste a casarse con ella. No dice que no lo hará, pero asegura que es "pronto". Los momentos más reales del programa los protagoniza ella. Ríete tú de las Kardashian.

Kim Lee

La última pero no por eso la menos importante. ¡Para nada! DJ, modelo y una de las más polémicas del reality. Su cuenta de Instagram es un no parar de producciones para las grandes revistas de moda de todo el mundo. Le va de escándalo.