Sofía Suescun / INSTAGRAM

GH DÚO: Sofía Suescun y Alejandro Albalá discuten y acaban en lágrimas

Esta relación tiene menos futuro que un pollo en navidad.

CUORE.ES -

Sofía Suescun ya no sabe que hacer para mantener un buen rollo con Alejandro Albalá dentro de la casa de GH Dúo. Fuera todo sería más sencillo, cada uno iría por su camino, por su lado, no tendrían que verse, pero están viviendo en la misma casa, con la misma gente y viéndose el careto todos los días, esto no puede acabar bien.

Cada día salen más y más historias del pasado de las parejas que están conviviendo en Gran Hermano Dúo, entre ellos se conocen muy bien, son gente del mundillo, pero todos tenemos secretos y a veces se los contamos a la gente que no debemos. Alejandro Albalá, por su parte, no dejaba de decir lo mucho que añoraba a Sofía Suescun, paree que él no ha pasado la página de su relación, quiere más, mientras su compañera está hasta el gorro de él, no lo aguanta y no le gusta su forma de ser.

El resto de los concursantes, al final, decidieron preguntarle a Sofía que le pasaba con Alejandro '¿no ves que él te quiere?' decían, pero claro, una relación es cosa de dos, no pueden estar juntos sólo porque él quiera y tanto preguntaron que la gran hermana estalló y explicó algunos de los motivos por los que no quería estar con él, algo que, al parecer, no le sentó nada bien a Albalá cuando se enteró.

Según contó Suescun, se cansó de mantener a Alejandro económicamente. Además, su falta de educación y valores no son compatibles con la de ella misma, por eso, decidió acabar el cuento. Kiko Rivera, presente durante la justificación, decidió intervenir para aclarar que su hermana Chabelita terminó la relación con Alejandro Albalá por el mismo tema, el dinero y el morro que le echaba para aprovecharse de sus arcas.

Alejandro intentó contar su versión de los hechos, según él mismo Chabelita le ofreció que viviera de ella puesto que ganaba mucho dinero, pero luego se cansó y lo mandó a tomar por saco, algo parecido a lo que pasó con Sofía, con la que no llegó ni tan sólo a vivir, simplemente estuvieron juntos en Madrid un par de semanas y ella, rápidamente lo dejó.

El programa decidió enfrentar en el confesionario a ambos concursantes para que aclararan lo que estaba pasando, pero tras gritos y falta de entendimiento por las dos partes Sofía le dejó claro a Alejandro que no le gustaba: 'unas personas te gustan y otras no, y ya está'. Albalá acabó llorando y Sofía, sin entender nada le preguntó: '¿Por qué tienes esas esperanzas de que vamos a salir casados de aquí?'

Pero nada, no llegaron a un acuerdo, pese a que Sofía Suescun le ofreció llevarse bien dentro de la casa, puesto que tienen que estar ahí sí o sí.