EL HORMGUERO

Dani Martín habla en 'El Hormiguero' de Fernando Tejero, su compi de piso

Ha puesto a Pablo como una 'Moto(s)' con sus imitaciones

La chupipandi en la que también está María Pombo. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

'El Hormiguero' ha recibido a su invitado que más da el cante y que más 'loco' está. Efectivamente, hablamos de Dani Martín (no era muy complicado adivinarlo). El cantante ha ido al programa para volver a ponernos tristes (sí, lo decimos) con su no vuelta de 'El canto de el loco' y para presentar su nuevo disco, "No, no vuelve" (ya lo sabemos Dani, no metas más el dedito en la herida). Sin embrago, esta vez el de Alalpardo ha ido más allá y nos ha hecho reír con sus imitaciones y sus palabras sobre su amigo, Fernando Tejero. 

Por si no lo sabías, el actor de 'Aquí no hay quien viva' es muuuy amigo de Dani, desde muy jóvenes, y también de María Pombo y su marido, Pablo Castellano. Entre todos hacen una inesperada chupipandi pero que está dando mucho que hablar (de hecho, hemos visto a Dani más de una vez por la Pombo's house). 

Y hablando del actor, Dani Martín ha querido hacerle como un homenaje imitándole en directo. Qué risa. "Es un don que tengo con amigos (...) me da mucho corte, pero sé imitar a algunos artistas". 

Dani ha confesado que a quién mejor imita es a su amigo Tejero, normal después de todo el tiempo que han pasado juntos. ¡Fueron compañeros de piso! "Es un gran amigo que estuvo viviendo conmigo, con mi madre y mi hermana en casa y nos hizo muy felices con sus historias". 

Si es que 'aquí no hay quien viva'. 

¿Cómo te quedas?  Picueta, fijo. Pero ojo que esto no es nada nuevo, que el propio Tejero ya habló hace un tiempo de la relación que tiene con Dani y cómo fueron los comienzos de su amistad. Lo hizo durante su visita al programa que presenta Dani Rovira en TVE 'La noche D'.

"Yo vivía primero en una pensión en la calle Doctor Cortezo que tenía una ventana que daba a un patio y me pasaba toda la noche oliendo a calamares fritos porque el patio daba a un restaurante. Y mi compañero de clase era Dani Martín", contó. "Un día se presentó con un billete de 10.000 pesetas que le había dado su madre para mí y me dijo: 'Haz las maletas que te vienes para mi casa'. Él es como mi hermano y sus padres son como mis tíos madrileños". ¡Pero qué bonito!