Dabiz Muñoz está que echa humo en la segunda temporada de 'El Xef'

¿Cuánto le ha costado abrir el restaurante? Sudor, lágrimas y unos cuantos eurillos. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Dabiz Muñoz ha abierto las puertas de su nuevo restaurante StreeXO en Londres por segunda vez en televisión. 'El Xef' ha vuelto y está que echa humo. ¿Cuánto le ha costado abrir el garito? Para empezar un poquito de (sangre) sudor y lágrimas y unos 2,5 millones de euros de nada... 

El estreno de la segunda temporada ha estado marcado por varios momentos de tensión como bien hemos podido ver en el primer capítulo del reality y que muestran al chef en todo su esplendor: un poco loco y malhablado. Ay Dabiz, que la Pedroche te va a lavar la boca con jabón... 

¿Dónde estaba Cristina Pedroche (33) para azucarar un poco el ambiente? O corriendo, o haciendo hipopresivos o en Instagram, fijo. 

Aunque lo cierto es que no puede salir porque trabaja para otra cadena.

 

#VuelveElXef Empezamos ahora mismo en @cuatrotv el ❌ef , inyección de adrenalina absoluta!!!! Os leo desde London con muuuuucho amor!!! ❌⭕🐽⚡

Una publicación compartida de Dabiz Muñoz (@dabizdiverxo) el

Al marido de la Pedroche le salía el estrés por las orejas durante la grabación del programa, y es que preparar estos platazos con pintaza cuesta lo suyo. 

 

Niguiri socarrat de pez mantequilla con cremoso de paella 🥘 y alioli de humo ❤❤❤❤ @streetxolondon ❌⭕️⚡️🐽

Una publicación compartida de cristipedroche (@cristipedroche) el

El caso es que al chef se le han tropezado varias piedras en el camino, como por ejemplo la del dinero. El sueño de Dabiz se complica: las obras se retrasan y el presupuesto se incrementa. Anda regular el asunto. 

La cosa estaba más calentita que un fogón y al final el cocinero explotaba como una olla a presión y lo pagaba (un poquito) con uno de sus ayudantes, algo que no ha gustado nada a los seguidores del programa. El jefe le recriminó al barman que los cócteles que había preparado no le gustaban. 

Ay Dabiz, tómatelo todo con más calma, que se te está atragantando el nigiri con tanto estrés...