Spiderplay / ISTOCK

Consejos para hacer sitio en el armario al estilo Marie Kondo

Si tu armario está a punto de explotar pero te encanta comprar ropa, aquí van unos consejos para hacer sitio por arte de magia

Una vez que los pruebes, no podrás vivir sin ellos.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Si te gusta ir de compras, especialmente ahora que estamos en época de rebajas, y nunca dices que no a un nuevo maxi vestido, a un nuevo conjunto de blazer y pantalón o a un nuevo bolso... Entonces tu armario debe estar desbordado y seguramente bastante desordenado. ¿Y cómo se puede hacer más espacio? Hay muchos trucos para duplicar la capacidad de tu vestidor, aunque antes de ponerte a añadir trapitos sin control a tu colección, te aconsejamos que hagas al menos un par de limpiezas de ropa al año, y te deshagas de todo lo que llevas toda la temporada sin ponerte o que ya no te gusta como antes.

Ya sea reciclándola, donándola a una organización benéfica o vendiéndola en una web de segunda mano como Vinted, puedes hacer mucho hueco en tu armario deshaciéndote de cosas pero, ¿qué pasa si ya has hecho esto y aún así no te cabe todo lo que tienes?

El secreto está en aprender a doblar mejor

Además de utilizar la anilla de una lata para hacer más espacio para las perchas, también puedes doblar la ropa verticalmente para ahorrar espacio, como hace la experta en organización Marie Kondo. Según su método, los vestidos, chaquetas y blusas es mejor tenerlos colgados, pero los vaqueros, camisetas y jerseys pueden doblarse. Pero no de cualquier manera. En el caso de las camisetas, hay que doblarlas en dos o tres dependiendo del tamaño de la misma. Empieza colocando la camiseta en posición horizontal y dobla las mangas (cortas o largas) para que se crucen en la espalda. Dobla una vez, luego vuelve a doblar la camisa y una tercera vez si es posible. A continuación, puedes colocarlas verticalmente una al lado de la otra.

Para los vaqueros, leggings y otros pantalones, dóblalos por la mitad dejando la parte de los bolsillo hacia fuera. A continuación dóblalos juntado el final de la pernera con la cintura y luego vuelve a doblar en tercios.

¿Otro sitio en el que normalmente reina el caos y puedes sacar un montón de espacio? El cajón de los calcetines. Se acabó eso de enrollarlos, basta con doblarlos por la mitad, y para las medias, en tres. Fácil, ¿no?