INSTAGRAM

Que nunca os manden a por una docena de huevos en Los Ángeles

La que avisa no es traidora.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Uno de los primeros artículos que escribí cuando comencé a contaros mis aventuras en terreno americano fue el de que en los supermercados no se ligaba. Corrijo: YO no he ligado en mi vida en el super, ya sea estadounidense o ya sea en mi adorado y extrañado Mercadona (y tú también acabas de oír la cancioncita en tu cabeza, es normal, no pasa nada).

Total, que luego ya me lie a narraros cosas un poco más interesantes como mis citas, mis encuentros sexuales en la tercera fase (que no base, otro mito de las películas) y ya se me olvidó comentaros una de las cosas que más me han llamado la atención desde que vivo aquí (since I live here, bilingüismo real para que veáis que ya soy fully bilingual): ¡los huevos! 

Los huevos de gallina, quiero decir, de los otros me niego a hablar aunque he de deciros que son iguales en todas partes o eso me ha contado una amiga (guiño, guiño). Y sí. Ese maravilloso ingrediente con el que no podríamos degustar maravillosas tortillas de patatas (little tortas of potatoes) también lo venden aquí. "Oh, menuda exclusiva, Carmen Raya", pensaréis vosotros. 

Pues sí. Y sí que lo es por la sencilla razón de que jamás había visto un surtido tan variado en cuanto a huevos se refiere. Y si todavía estás con la risita floja porque he dicho surtido, variado y huevos, ve poniéndote cómoda/o porque este es un artículo en el que todo el rato vas a estar pensado lo que estás pensando. No pasa nada, el humor y el sexo siempre van de la mano. O no, qué sabré yo que la pandemia me tiene a pan y agua. 

Dicho esto (siempre hay que dejarle claro al lector que sigo soltera, y a este paso entera, por lo que pueda pasar), recuerdo cuando mi madre me mandaba a por huevos cuando era pequeña en Albacete. "Trae una docena de huevos blancos" o "Trae una docena de huevos marrones", eran las únicas instrucciones que necesitaba para ir a la panadería y volver contenta por el hecho de haber contribuido a las tareas familiares y al saber que el cambio (si había) iría directo a mi hucha. 

 [Esta era yo contando mis ahorros con 10 años. Luego me vine a EE.UU. y me lo pulí todo. He sido siempre muy lista].

Así pues, dos eran las únicas opciones que había. Difícil equivocarse. Después crecí, y como la cocina no ha sido nunca mi fuerte, iba al supermercado de uvas a peras (nunca mejor dicho) y me he pasado la treintena sobreviviendo con queso, embutidos, pizza, pechuga de pollo y pasta. Aún así tengo un físico espectacular de modelo, en serio. Jamás os mentiría. O sí.

Pero a lo que vamos que hoy estoy espesita porque vengo de comprar huevos en Whole Foods, una de las cadenas de supermercados más caras y exquisitas de Los Ángeles, y he perdido neuronas intentando saber qué huevos comprar. ¿El motivo? 

Señoras y señores, niños y niñas, gallos y gallinas, polluelos y polluelas, si algún día os mandan a comprar una docena de huevos al supermercado en Los Ángeles, ¡huid y no miréis atrás! A continuación, los nueve tipos de huevos que podréis encontrar en las colinas de Hollywood (porque las celebrities también comen huevos, a ver qué os pensabais).

1. Blancos, grandes y (Nicolas) 'cage free plus'.  (esta broma es muy buena, no lo neguéis).

Estos me sonaban de haberlos visto en España. Los huevos digo, a Nicolas no lo he visto nunca. Lo que viene siendo el huevo blanco de toda la vida, en tamaño grande y lo de 'cage free plus' es porque la gallina de la que procede dicho huevo ha sido criada sin usar jaula. Aunque cuidadito porque ahora veréis que también existe la modalidad 'cage free' sin el plus y yo no he encontrado todavía la diferencia. Pero que todo bien.

Whole Foods

2. Marrones, grandes y 'cage free' (ahora eres tú el que ha dicho Nicolas sin yo escribirlo. Soy buena, lo sé).

Lo que viene siendo el huevo marrón, tamaño grande y criado sin jaula. Pero claro, ¿qué pasa si no pone plus? ¿Acaso el plus es que la gallina tenía más espacio y vivía en un duplex con vistas a la Puerta del Sol? Es que poco se habla de la discriminación entre gallinas, así os lo digo. 

Whole Foods

3. Marrones, grandes, orgánicos y 'cage free plus'

Ojito que vamos sumando características al huevo y ahora este es orgánico. O sea, ¿Qué eran los otros? ¿Inorgánicos? Yo mirad, es que me lío, y claro, me pongo de los nervios y por eso lo comparto. Eso sí, estos también son 'cage free plus', o sea que el alquiler les salía más caro, más propio de Los Ángeles, la verdad.

Whole Foods

 4. Marrones, orgánicos, XL y 'free range' (Rover) (Ya no digo nada de mis bromas que me vais a odiar)

Cuidado ahí que aquí damos con la característica 'free range' en nuestros amigos los huevos americanos. ¿Qué diferencia hay con 'Cage Free'? Pues que estos están sueltos dentro de la granja, pero no tienen acceso al exterior. Es decir, para que nos entendemos. Si esto fuese Gran Hermano, las gallinas 'free range' podrían salir al patio a fumar (o al vicio que tengan) y las 'cage free' solo podrían andar por la casa, pero no podrían salir a los exteriores de la misma (ni patio, ni nada de nada). 

Ah, por no hablar de que aquí ya hemos dado con el tamaño XL que tanto les gusta a los americanos.

Whole Foods

5. Marrones, grandes, orgánicos y 'free range'

Como los del número 4, pero grandes, no XL. Que claro, estás tú ahí con las prisas y lo mismo llegas a casa y ya tienes bronca con tu pareja porque los quería XL y tú le has llevado los grandes. Van a pillar, os lo digo.

Whole Foods

6. Marrones, orgánicos, grandes, 'cage free' y con omega-3

Al loro Manolo que hemos encontrado el triple salto mortal con tirabuzón de los huevos. ¡Con Omega-3! Yo de verdad que después de esto yo ya solo le pido a un huevo que tenga Wifi o conexión a Bluetooth. Vamos, lo normal.

Whole Foods

7. Marrones, grandes y 'pasture-raised'

No llevan Wifi pero incluyen la tecnología 'pasture-raised' que significa, hablando en plata, que dejan a las gallinas campar a sus anchas por el campo y luego ya pues les activan el GPS y vuelven al corral. Todo correcto. 

Whole Foods

8. Marrones, grandes, 'pasture-raised' y orgánicos

Básicamente los mismo que los de arriba pero orgánicos. Que claro, de nuevo, van a pillar. Porque si mi madre los quiere no orgánicos y yo se los lleva orgánicos pues ya hay movida y te quedas sin el cambio. Drama.

Whole Foods

Y por último, pero no por ello menos importantes:

9. Marrones, 'pastured-raised' y 'alfresco'  

No miento que lo pone en la caja. 'Alfresco'. O sea, que en Albacete en verano nos salimos a la calle para estar 'al fresco', pero esto de que unos huevos pudiesen estar 'alfresco' es la primera vez en mi vida que lo veo. Pero claro, yo que me puse a mirar el paquete resulta que el 'alfresco' se refiere a lo siguiente. Y repito: no miento.

"Happy Hens, Ethical Eggs. Made with fresh air and sunshine. On green grass. Under open skies. Freedom to forage outdoors year around". Y esto, amigos, significa lo siguiente: "Gallinas felices, huevos éticos. Hechos con aire fresco y sol. En hierba verde. Bajo el cielo abierto. Libertad para que se alimenten en el exterior todo el año".

Whole Foods

Y yo, después de esto, solo puedo decir una cosa: el verdadero sueño americano es ser gallina.

Ah, y esta soy yo, por lo que os decía antes de que parezco modelo (guiño, guiño).