DIGGZY / SplashNews.com / GTRES

Charcutería para perros: ahora sí que se alegrará cuando te vea entrar por la puerta

El término exacto es 'barkuterie' y, cómo no, viene de Estados Unidos.

Cuidadito porque tu mascota se va a volver de hocico fino con esta invención americana.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Son nuestros amigos más leales porque siempre están ahí a las duras y a las maduras. No importa que estés triste, contento, de resaca, cansado, sin ganas de hacer nada, con ganas de comerte el mundo... Los perros siempre están ahí cuando los necesitamos y por eso es hora de que los humanos hagamos algo por ellos. Y mira, seguro que ellos lo acaban agradeciendo porque el 'treat' con el que te proponemos que los mimes un poco es una absoluta maravilla. 

Se llama 'barkcuterie' y hace referencia a la charcutería. Bueno, ese término en inglés es un juego de palabras entre ladrar (bark) y cuterie que sería de charcutería. Bueno, si nos estamos explicando mal pues os apuntáis a clases de inglés que luego bien que ponéis todos que tenéis nivel de inglés intermedio en vuestros currículos. Bueno, al lío. 

Resulta que en Estados Unidos, que tienen mucha cultura de adoptar perros (¿para qué comprarlo si puedes ayudar a perretes que no tienen un hogar?), se ha puesto de moda comprarles a tus adoradas mascotas de cuatro patas... ¡tablas de charcutería! A ver, que sí, que obviamente no es charcutería pero la verdad es que tienen una pinta maravillosa. 

Nosotros nos hemos enamorado de una cuenta de Instagram llamada 'Corgcuterie' en el que dos 'corgis' la mar de salados llamados Ellie and Crouton nos enseñan las tablas de 'barkuterie' que sus dueños preparan para que otros perretes estén también la mar de contentos. 

Vale, y ahora que ya te hemos enganchado a este artículo con la tierna y monísima imagen de estos dos perretes, ahora, y solo ahora, viene la mejor parte. Atentos porque vais a flipar con estas tablas de charcutería para perros

¿Cómo os quedáis? Pues con cara de flipar mucho. El único problema es que esta empresa está en Chicago y claro, lo mismo cuando te llegue el pedido a Toledo se ha quedado el 'embutido' más tieso y seco que la mojama. ¿Solución? Pues aunque nosotros hemos rastreado (y nunca mejor dicho) la web en busca de algo similar que se venda en España, lo cierto es que no lo hemos encontrado.

Pero bueno, todos tranquilos porque seguiremos buceando en la inmensidad de Internet para encontrarlo. Amigos y perros españoles no desesperéis. La esperanza es lo último que se pierde.