GTRES

Antonio Orozco destapa la ayuda de Luis Fonsi en su peor momento

Los famosos también lloran, y en 'La Voz' todo el rato.

CUORE.ES -

Aunque lo de 'La Voz' se supone que va de encontrar cantantes que emocionen al público, esta edición también estamos descubriendo un poquito de los 'coaches'. Lo mismo nos enteramos de que Pablo López no se apaña con el inglés que Antonio Orozco te desvela uno de los peores momentos de su vida... En el que solo pudo contar con la ayuda de un grande, su compañero de sillón rojo, Luis Fonsi.

El cantante le explicaba así a una concursante (que participaba en el programa con una canción suya) por qué tenía que elegir a Fonsi y no a él como 'coach' y, de paso, así le daba voz a la ayuda que el puertorriqueño le ofreció cuando aún quedaba más de una década para que compartiesen programa.

"En 2007 el único que llamaba a mi teléfono era el banco. Fueron tiempos muy difíciles. Como mucha gente de este país, lo pasamos muy mal", explicaba Antonio, un poquito emocionado, pero no tanto como nos emocionaríamos todos después.

Con lágrimas en los ojos, Luis Fonsi asentía desde su sillón y la historia continuaba: "Fonsi me había dado su teléfono una vez y decidí llamarlo, le pedí ayuda y no tuvo ningún reparo en dármela."

El resultado, por si te pica la curiosidad, es este y se llama  "Ya lo sabes":

Como podrás imaginar, en el programa hubo aplausos, lágrimas y hasta Paulina Rubio, que la mayor parte del tiempo lo pasa con 'jetlag', les comentaba que era una historia preciosa.

Al final, y como no quedaba otro remedio, la concursante, María Espinosa, se quedaba en el equipo de Luis Fonsi (que por otro lado es el único que puede presumir de tener el vídeo más visto de YouTube) y él mismo terminaba la historia, añadiendo su versión de los hechos: "Lo que no sabía Antonio es que yo era fanático suyo desde hacía años. Me llamó, me explicó todo el tema de la canción y lo que no sabía es que yo quería aceptar todo el tiempo, lo estaba deseando."

Como dirían el público en otro programa de la casa, "qué bonito, qué bonito."