Telecinco

A Anabel Pantoja le importa (pero no mucho) la opinión de los padres de Yulen

'Supervivientes'

A los padres de Yulen no les gusta mucho esta relación pero... Es lo que hay.

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Anabel Pantoja no ha sido la ganadora de esta edición de 'Supervivientes' pero se ha llevado otro premio: su relación con Yulen. La verdad es que estos dos nos han dado un buen salseo tanto en Honduras como en España con sus respectivas familias y es que, ha sido ahora cuando Anabel ha podido ver lo que los padres de su chico opinaban sobre ella y claro, también ha respondido. 

Era en una entrevista en exclusiva para la revista 'Lecturas' donde la sobrina de Isabel Pantoja hablaba sin tapujos sobre su nueva relación y sus planes de futuro con Yulen. "Estar enamorada es algo superfuerte. Nuestra historia empezó en las peores condiciones: con hambre, lloviendo y sin dormir. Le adoro pero tengo que ir despacio". Obviamente Anabel sabe que tiene que ir despacio y más después de su encuentro en 'Déjate querer' con Omar Sánchez (su ex).

Pero hay algo que Anabel también debería tener en cuenta que son los padres de Yulen, Arelys y Manuel, que desde que lo suyó empezó siempre se han mostrado bastante reacios a esta relación. "Siempre he dicho que no me gustaría que la persona que tenga al lado sea conocida, casi todas han sido anónimas y después se han ido haciendo conocidas al estar a mi lado. Te puedo decir que lo de la familia no me gusta, pero no puedo decidir lo que hace cada persona. Respeto lo que haga cada uno siempre y cuando a mí se me respete, yo siempre lo haré mientras nadie se pase conmigo", respondía Anabel. 

"Yulen es una persona que ahora mismo me importa y quiero que esté bien y sea feliz. Su papel es el de estar en medio y no quiero complicarle nada ni ponerle en ninguna tesitura. Me choca todo bastante, pero hasta el momento no me ha superado", termina diciendo respecto a lo que ha visto de Arelys y Manuel. 

Eso sí, por lo que se sabe de momento Yulen y Anabel siguen juntos así que... ¡Qué zarpe el armor!