Uterqüe

Colorín, colorado... Este vestido de Uterqüe nos ha encantado (que no arruinado)

Lo tiene todo y lo sabes

Vas a pecaaaaaaaar. 

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Con este tiempo y este soleceito solo nos apetece una cosa: enseñar bien de pierna y para eso tenemos que encontrar el vestido perfecto de la primavera. Tenemos buenas noticias porque sí, existe y está en Uterqüe. La mala noticia (o según como se vea) es que vas a darle cera a tu tarjeta de crédito en cuantito lo veas. 

La prenda que te vamos a enseñar es perfecta ya que no solo cumple con una de las tendecias de la temporada sino que con tres. OJITO. Se trata de un vestido de estampado de cuadros en muchos colores y cuando decimos muchos es que hay infinidad de tonos en un solo trapito, es estilo camisero y además tiene las mangas abullonadas

Uterqüe

De corte es mini, mini y la verdad, tiene un aire 'vintage' que nos encanta para combinar con botas 'cowboy', militares, deportivas abotinadas o ya mirando más hacia el veranito por qué no con sandalias. Además, la prenda tiene un cinturón que se ajusta a la cintura lo que favorece muchísimo a todo tipo de cuerpos. También puedes combinarlo con otro tipo de cinturón como han hecho en el catálogo de la web de la tienda. 

Si lo has fichado y te ha molado corre porque no quedan muchos... La obsesión por los cuadros es real esta temporada. Por otro lado, cuando pensamos en Uterqüe igual se nos viene a la mente precios altísimos pero esta vez no, a ver, no es como en otras tiendas pero para ser de aquí 89 euritos no está mal, ¿verdad?

Cómpralo aquí.  | Uterqüe

Piensa que si tienes algún sarao también te lo puedes poner en clave más arreglada con unas sandalias de tiras de tacón y un bolso estilo 'clutch'. Las opciones para combinar el vestido de cuadros de Uterqüe son muchas porque como te hemos dicho una de las cosas por las que le hemos echado el ojo es por su gran versatilidad.

Ya sabes si quieres alegrar un poquito tu armario y salir del negro (sí, todas estamos en esa secta), esta prenda es ideal para ir probando a ver cuáles son los tonos que más nos favorecen en función de nuestro tono de piel. No nos queremos imaginar lo bien que quedará cuando empecemos a estar más morenitas.