CORDON

Los zapatos que nunca deberías comprarte

Que se lo digan a Bella Hadid...

Bella Hadid, protagonista del desfile de Michael Kors en la Semana de la Moda de Nueva York, no olvidará jamás el 14 de septiembre de 2016: el día de su caída más estrepitosa sobre la pasarela.

La hermana de Gigi, que se labra poco a poco una carrera en el mundo de la moda, salí a comerse el mundo con un vestido negro de fiesta y todo parecía funcionar según lo previsto: caminar, girar, mirar al frente. Pero... Los zapatos venían con un secreto incorporado: por su culpa iba a acabar como J-Law cuando recogió el Oscar, en el suelo.

Con una plataforma kilométrica, taconazo y atados al tobillo, estos zapatos y Bella podrían representar a cualquiera con un tobillo algo flexible.

Y de ahí a que la imagen diese la vuelta al mundo solo había un móvil atento de por medio. Pobre Bella.

Todos los que hemos vivido una caída y hemos intentado disimular después diciendo que no dolía porque en realidad lo que dolía más era el orgullo la comprendemos... Y más después de que compartiese en Snapchat las heridas de guerra.

Lo dicho: esos zapatos ''are not made for walking''.