structuresxx / ISTOCK

¿Dormir o no con sujetador? Desvelamos por fin el misterio de lo que necesitan nuestros pechos

Seguimos sin saber por qué dan tanto miedo nuestras tetas, pero ya hemos resuelto esta otra incógnita

Nos tomamos lo de dormir bien muy a pecho.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

¿Sujetador para dormir sí o no? ¿Se caen los pechos si no lo usas por la noche? ¿Es malo dormir con él? Seguro que más de una vez te has hecho esas preguntas y no has encontrado respuesta pero hoy, por fin, vamos a resolver el misterio. Y no es que nos hayamos levantado nosotras inspiradas y hayamos encontrado la solución leyendo los posos del café, sino que esto nos lo ha confirmado una de las mujeres que más saben de sujetadores en España: Piedad Zamora, la CEO y fundadora de laCorsetera. 

Según ella, solo está recomendado usar sujetador para dormir en casos puntuales, como son la lactancia, ya que al aumento de tamaño que sufren nuestros pechos se une el tener que llevar empapadores, después de una operación de aumento y reducción de pecho, o en caso de una mastectomía, aunque siempre siguiendo las indicaciones de tu cirujano.

A la hora de elegir el tipo de sujetador adecuado para dormir tampoco vale todo. Lo mejor sería usar uno sin ninguna costura y sin aros ni ballenas y, a ser posible, de los que se meten por la cabeza para que tampoco lleven corchetes.

En el caso de lactancia, lo mejor es elegir un sujetador de algodón o bien de microfibras suave, y en el caso de una operación de pecho, lo mejor es dejarse aconsejar por el cirujano.

Según Piedad Zamora, la realidad es que elegir un sujetador u otro para dormir no tiene una relevancia más allá de la comodidad que puedan ofrecer para algunas mujeres, pero sí es importante que se elijan bien en determinadas etapas como el embarazo, la lactancia, las operaciones de pecho o los cambios de tamaño que se producen en la adolescencia. En definitiva, cambios de talla bruscos que en un momento dado puede sufrir el pecho de una mujer.

Básicamente, tenemos que tener clara una cosa: no podemos dormir con cualquier tipo de sujetador, como tampoco podemos llevar el mismo sujetador para todo tipo de momentos, circunstancias o situaciones como, por ejemplo, para practicar deporte.

Y es que, tanto si son para dormir como si no, los sujetadores son como las medias naranjas: cada mujer tiene unos gustos y unas necesidades distintas, por lo que su modelo ideal será diferente para cada persona.

¿Lo mejor? Encontrar tu talla y modelo de sujetador es mucho más sencillo que encontrar a tu pareja ideal, así que lánzate a encontrarlo y empieza cuanto antes la mejor relación de tu vida.