Brooklyn Beckham llegó, posó y se fue

El hijo mayor de David y Victoria no faltó a la fiesta de PullBear House.

ISABEL MOSCOSO | CUORE -

Brooklyn Beckham era uno de los más esperados de la fiesta de inauguración de la nueva sede ecoeficiente de PullBear en Narón (A Coruña). La expectación por ver al hijo mayor de David y Victoria Beckham era máxima pero, suponemos que por timidez, resultó distante.

El joven de 17 años fue el último en salir al photocall donde posó para los medios con un pantalón negro ceñido, una camisa de cuadros, cazadora negra y su ya habitual moñete. Brooklyn hizo eso, solo posar. Tiene mucho que aprender de sus padres para conquistar a los medios pero, pensemos que es que aún tiene que coger confianza.

Una vez terminaron las fotos, Brooklyn Beckham también quiso disfrutar de la fiesta como uno más pero resultaba imposible ya que el joven iba acompañado de un gran número de personas de seguridad. Si quería pasar desapercibido, esa no era la fórmula adecuada.

Alguna que otra afortunada fan consiguió acercarse al joven y se llevó a casa un autógrafo de lo que suponemos, va a ser una futura estrella.

¡Ay,Brooklyn! Es verdad que tu padre ha dejado el listón muy alto y apuntas maneras... Pero aún le queda aprender para convertirse en el gran heredero de David y Victoria Beckham.