Amazon

Los relojes de pared más 'cucos' para decorar tu habitación

¿Ganas de redecodarar la habitación? Pon un reloj de pared en tu vida.

Sergio F. Núñez -

Los relojes de pared sirven, desde que llegaron a nuestras vidas, para marcar las horas. Aunque la historia no tiene muy claro en qué momento llegaron.

Más allá de los libros, lo importante es su función que lleva a cabo en diversos formatos y que, con los adelantos tecnológicos, ya supera con mucho su misión esencial que es dar la hora. A ello suma otras muchas prestaciones en sus distintas versiones, sobre todo, de muñeca.

Eso sí, los relojes de pared todavía conservan como prioritario su cometido de señalar las horas y, muy importante, el diseño que envuelve esa utilidad. Aunque no llegan, ni mucho menos, a las posibilidades extras de los de muñeca, si se buscan también los hay multifuncionales que pueden hacer de despertador, dar la fecha y la temperatura e incluso servir para medir la humedad del aire.

En cualquier caso, la estética generalmente se impone a estas cuestiones prácticas.

Relojes de pared: De qué material

No es una regla matemática, pero, a gran variedad de modelos, se suele corresponder un amplio abanico de materiales. En los relojes de pared no se da la excepción. Señalamos algunos de los más habituales. 

De todos ellos, los de madera y metal resultan los más apropiados para dar un toque clásico: Madera, plástico en muy distintas resistencias, metal, con carcasa de aluminio y plástico y adhesivo acrílico.

El más barato: ELBE RP-2005

Amazon

Sencillo, muy barato y multifuncional son algunas de las características de este modelo analógico líder que funciona a pilas y que, además de la hora como es obvio, te facilita otros datos adicionales como la temperatura o la humedad. Fabricado en plástico, más que ligero y con unas medidas suficientes, en torno a los 25 cm de diámetro, para tener visible la información que ofrece.

Por su configuración es un reloj muy orientado a tenerlo a la cocina donde, por cierto, el control del tiempo es más necesario para, por ejemplo, hacer guisos si los electrodomésticos no cuentan con temporizadores. También se adapta sin desentonar a pequeñas oficinas y otras estancias ya que su color blanco facilita la combinación con el entorno decorativo.

Para el mínimo desembolso que supone los acabados son más que correctos tanto en el frontal como en el cerco plateado que acota la esfera. El mecanismo es el habitual en este tipo de relojes analógicos y está contenido en una pequeña caja de la que sobresale una pequeña rueda para ajustar la hora una vez se le pone la pila.

La duración es bastante prolongada. A su bajo precio, su polivalencia y buenos acabados para estar en la gama baja de esto productos suma que resulta muy silencioso.

El más moderno: Versa Klistermärke

Amazon

Pasamos a una opción totalmente distinta en concepto a las anteriores.

La versión adhesiva de reloj de pared es muy vistosa y original en general. También lo es este modelo que, además, tiene un precio muy económico. El inconveniente de esta gama es que para que luzca bien, y lo hace sin duda, hay que hacer un trabajo previo que combina la habilidad y la paciencia.

Nos referimos a su montaje que no es nada complicado a la hora de pegar los números y rayas que delimitan los minutos, pero sí requiere una precisa toma de medidas para que quede bien.

Un clásico que nunca falla: Eble

Amazon

Aunque bien merecen por tradición, diseño y funcionamiento un estudio más detallado, sería impensable una comparativa de relojes de pared sin incluir un modelo de cuco.

El inconveniente de este tipo de relojes está en sus precios ya que están muy por encima de la media debido a los muchos componentes que incorporan y lo trabajosa que resulta su fabricación.

Este caso no es una excepción. Se trata de una opción con carcasa de madera maciza y mecanismo de cuarzo con distintos sonidos incorporados además del cucú de cada hora.

Claves a tener en cuenta antes de comprar un relojes de pared

Diseño: Lo situamos en primer lugar porque, como hemos referido, la funcionalidad del reloj de pared de dar la hora no es menor, pero el envoltorio estético también es muy importante. De hecho, es uno de los objetos más trabajado por los diseñadores que han visto en la versatilidad de nuevos materiales un filón para desarrollar su creatividad.

Suministro energético: Variado. Pilas, batería de cuarzo, dispositivo de cuerda en los mecánicos e incluso modelo que se cargan a través de la luz solar que entra por la esfera del reloj.

Sonido: Solo un aspecto a tener en cuenta en los convencionales de aguja. No es que sea molesto el tic tac en general, pero depende dónde se ponga. No es lo mismo en un salón con ajetreo que en una silenciosa habitación. En todo caso, en la actualidad no supone un serio problema ya que son bastante silenciosos.

Dimensiones: Pues, como es lógico, sujeto principalmente al emplazamiento en el que se quiera poner y a los gustos estéticos ya que, aunque no haya mucho espacio se puede optar por una esfera o una superficie grande que lo ocupe todo.

Extras: Ya hemos señalado alguno como la capacidad de alarma o de medición de la humedad ambiental o de la temperatura. También los hay con componentes lumínicos que le pueden dotar de un plus estético a tener en cuenta. Incluso hay relojes de pared que ofrecen las fases de la luna.

Cuore participa, de manera directa o indirecta, en diversos programas de marketing de afiliación. El equipo de Cuore recomienda de manera independiente productos y/o servicios de las marcas adheridas a tales programas de afiliación que puedes comprar en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Cuore puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de productos recomendados.