PINTEREST

Trucos (que no haces y deberías) caseros para que te crezca el pelo

Rapunzel en 3,2,1...

Haznos caso y ya verás, melenón en un pispás.

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Si hay algo que realmente nos obsesiona es hacer que nuestro pelo crezca lo más rápido posible y no solo lo decimos nosotras (el equipo de Cuore) sino que en Google resulta ser una de las búsquedas más recurrentes a diario. Hay productos, peines, aparatos y mil y un sistemas para que nuestra melena crezca (o al menos eso se intenta) en el menor espacio tiempo deseado.

Pero nada más lejos de la realidad y es que la práctica definitiva para que nuestro pelo se alargue unos centímetros la tenemos en casa y solo nos necesitamos a nosotras mismas. Antes de nada hay que aclarar ciertos datos importantes: nuestro cabello crece una media de 1 o 1,5 cm por mes, si bien esto es una media, existen particularidades que pueden hacerte pensar que no lo hace tan rápido.

"El crecimiento del pelo se divide en tres fases, anágena, la de crecimiento que puede durar hasta cuatro años; catágena, dura cuatro semanas y es en la que el crecimiento se ralentiza; y telógena, la fase final de vida de la fibra capilar. En una melena encontramos fibras capilares que están en cada una de estas fases, aunque la gran mayoría, un 80%, están creciendo. También tenemos que tener en cuenta que nuestro organismo ralentiza alguna de sus funciones con la edad, no nos crece el pelo igual cuando somos niñas a cuando somos menopáusicas. Aquí entran en juego factores hormonales, genéticos, de alimentación e incluso estacionales, en otoño se nos cae más el pelo", explica M.ª José Llata de Peluquería Llata Carrera.

Otra cosa muy importante es cortar el pelo de vez en cuando y quitarnos ese miedo que tenemos a cortarnos las puntas cuando queremos dejárnoslo largo. Si hace mucho que no pasamos por la peluquería para cortarnos las puntas, podemos provocar otro problema, que el pelo se estropee y sea necesario cortar por lo sano. 

"Pese a lo que mucha gente cree, cortar las puntas no hace que el pelo crezca más rápido, pero sí más sano y si no lo hacemos y no lo cuidamos, con el tiempo las puntas se estropean y rompen. Si consideras que el crecimiento de tu melena es más lento de lo normal, cuídala al máximo para no tener que recurrir a las tijeras tan frecuentemente y evita tratamientos químicos muy fuertes como un color muy claro, por ejemplo. Si el pelo se daña va a ser inevitable cortar", afirma Rafael Bueno de Rafael Bueno Peluqueros.

Una de las partes más importantes para que nuestro pelo crezca rápido es el cuero cabelludo, cuidar este te será de gran ayuda. Mira. "En el cuero cabelludo está anclado nuestro cabello, por eso está muy irrigado, para recibir los nutrientes necesarios para que el pelo crezca sano y fuerte. Si estimulamos la circulación sanguínea de esta zona, estamos favoreciendo la entrada de minerales y de oxígeno al mismo tiempo que eliminamos toxinas. Se puede activar realizando un masaje con la yema de los dedos durante dos minutos y con la cabeza hacia abajo para que el flujo sanguíneo sea aún mayor. También cepillándolo antes de irnos a dormir", aconseja Felicitas Ordás de Felicitas Hair.

También hay que tener en cuenta la alimentación ya que una alimentación equilibrada es fundamental para poderle aportar a nuestro pelo todo aquello que necesita para crecer fuerte y sano. "Si queremos un pelo resistente y bonito, debemos incluir en nuestra dieta las proteínas que encontramos en carnes, pescados, nueces y cereales integrales. También son importantes las vitaminas A, C y E, así como minerales como el zinc, el hierro y los ácidos grasos Omega 3. Además, existen complementos alimenticios específicos para el crecimiento del pelo y las uñas que te ayudarán a que crezca con fuerza", recomienda Raquel Saiz de Salón Blue.

Y por último pero no por eso menos importante: sé respetuosa con el lavado. Es importante tener un pelo limpio, pero más lavarlo con champús que lo respeten y no lo estresen. "El pelo contiene aceites naturales que lo hidratan y protegen. Cuando lo lavamos, eliminamos esta grasa, por eso lo recomendable es no lavarlo cada día y hacerlo con productos suaves. También, aprovecha la ducha para darte un masaje en el cuero cabelludo y no te olvides del acondicionador. Intenta no excederte con la temperatura del agua, ya que el calor deshidrata", explica Charo Garcia de Salón Ilitia.

Por supuesto los aparatos de calor también juegan un papel perjudicial a la hora de que nuestro pelo crezca. "Evita las herramientas muy calientes como secadores o planchas porque resecan y dañan el pelo. Y si no puedes evitarlo, aplica un protector térmico antes de hacerlo. Cuando te peines no te des tirones, puedes romper el pelo sin darte cuenta. Y a la hora de dormir, hazlo sobre una funda de almohada de seda, no absorbe la grasa natural del pelo, por tanto, no lo reseca, evita los enredos y además no lo fricciona", indica Manuel Mon de Manuel Mon Estilistas.

¿Te has quedado con la copla? Pues ahora solo tienes que aplicar esta rutina y... ¡Holi Rapunzel!