ISTOCK

Trucos para un bronceado duradero: ¡morena hasta octubre!

Un bronceado duradero es fácil si sabes cómo conseguirlo

Te enseñamos la receta (actualizada) para una piel protegida y bronceada.

MARÍA VIÉITEZ | CUORE.ES -

Lo has probado todo, incluso las técnicas que más riesgo implican y que no son en absoluto recomendables. Te has pasado horas tumbada al sol, te has aplicado todos los aceites que has encontrado en los supermercados e, incluso, te has untado en Coca-cola o aceite de olvida poniendo en riesgo la salud de tu piel. Y ni siquiera de esa manera has conseguido que tu bronceado dure más allá de septiembre (si es que has llegado a conseguirlo en algún momento del verano).

Se habla mucho de la piel ‘besada por el sol’, o ‘sun kissed’ para los internacionales, pero muy pocos conocen cuáles son las claves para un bronceado dorado, seguro y duradero. Nosotras, en cambio, sí.

El moreno empieza desde dentro

Para preparar tu piel para el sol, es muy recomendable que le des un ‘chute’ previo de melanina. Son muchos y muy variados los alimentos a los que puedes recurrir para conseguir este efecto. La zanahoria, el tomate, las espinacas, la calabaza, el melón o el melocotón son algunos de ellos.

Estas frutas y verduras consiguen estimular la producción de melanina, el pigmento que da color a nuestra piel y que, al mismo tiempo, la protege de la radiación ultravioleta. Esto ocurre en los melanocitos epidérmicos, las células de nuestra piel responsables del proceso de producción de melanina.

También es recomendable que consumas alimentos ricos en vitaminas E (brócoli y nueces), B (huevos) y magnesio (legumbres).

¡Desmintiendo el mito! La protección solar no evita el bronceado

Aunque sí es cierto que necesitaremos algo más de tiempo para coger color, la protección solar no impide que nos bronceemos. De hecho, al prevenir las quemaduras solares, garantiza que nuestra piel permanezca bronceada durante más tiempo. Una piel sana se bronce más y mejor.

¡Ah! Y si quieres ahorrar algo de tiempo, busca un protector solar que contenga aceleradores del bronceado. Estos productos, además de hidratar, también estimulan la producción de melanina.

Prepara tu piel para el sol

Para broncearte de forma segura y duradera, es importante que tu piel esté preparada entes de ser expuesta a los rayos UV. Para ello, mantenla hidratada y exfóliala de vez en cuando con productos que no sean demasiado agresivos.

¡Paciencia y control!

Debes darle tiempo a tu piel para que se broncee, ¡no seas impaciente! Y ten cuidado con la cantidad de horas que pasas tomando el sol. Para coger color solo necesitarás pasar entre 30 minutos y una hora durante, tres o cuatro días a la semana. Mantén ese ritmo para proteger tu piel o, de lo contrario, corres el riesgo de quemarte, alterar la producción natural de melanina en tu piel o resecarla.