ISTOCK

La técnica del sándwich, el truco de belleza de Tiktok que funciona (y no se come)

Un trucazo para pieles secas que una vez que lo pruebes no podrás pasar sin él

Como una loncha de queso, en un sándwich preso.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Tiktok es la red social del momento, y por eso se ha convertido en el lugar donde encontrar las últimas tendencias de moda y belleza, sobre todo cuando hablamos de tratamientos y looks de maquillaje inesperadísimos pero que nos han dejado con la boca abierta. Y es que, solo con darte una vuelta por su feed, podemos descubrir cada día nuevos productos y rituales de belleza que no conocíamos. Algunos de ellos funcionan, y son realmente magia pura, pero también hay muchos otros que no, y que no son más que un fake. 

Por suerte, nosotras somos muy de probar todo lo que nos llama la atención, así que no vas a tener que hacer tú misma de conejilla de indias porque hoy vamos a descubrirte uno que hemos probado y que verdaderamente funciona: la técnica del sándwich.

¿Qué es la técnica del sándwich?

Si tienes la piel seca o deshidratada sabrás que mantener la hidratación a lo largo del día puede ser complicado, y que aplicar una buena crema hidratante por la mañana, en ciertas ocasiones, no es suficiente para lograr sentir la piel cómoda, jugosa e hidratada durante todo el día. Para poner solución a este problema, existe un truco infalible, conocido como la técnica del sándwich, que logra sellar esa hidratación y que sintamos la piel perfecta.

Gracias a esta técnica, que no es otra cosa que hacer un 'sándwich' con tus potingues para que la hidratación se quede atrapada en tu cara, la piel se comporta como una esponja, por lo que, a mayor hidratación, más penetra el producto.

- 4 tendencias de maquillaje que lo petarán en 2022, en tu cara y en TikTok

- La manicura 'peanut butter' de 18 millones de visitas en TikTok

¿Cómo funciona esta técnica?

Después de limpiarte la piel, se debe aplicar un primer paso con un sérum de tratamiento, seguido de un sérum en aceite, para lograr aportar la máxima hidratación a la piel, y finalmente una crema hidratante adaptada a las necesidades de tu piel. Así, al crear ese efecto sándwich se consigue sellar el tratamiento, evitando la pérdida de hidratación, haciendo que la piel se sienta, hidratada, jugosa y cómoda durante todo el día.