PINTEREST

Uñas transparentes decoradas o cómo darle ese toque que tu manicura necesita

Sutil y monísimo

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Hace ya tiempo que la manicura es un 'must' en nuestros rituales de belleza ya que llevar unas uñas bonitas y bien cuidadas es otro rollo y si encima las combinamos con el look... ¡FANTASÍA! Por eso, han aparecido así como de la nada mil y un diseños de manicuras con las que nos queremos quedar (y llevar) y como todo pues poco a poco han ido evolucionando. Empezamos siguiendo el estilo Rosalía con uñas kilométricas y bien recargadas pero ahora lo que se lleva de cara al verano es el minimalismo. 

El estilo recargado ya es cosa del pasado y ahora cuanto menos cositas lleves en tus uñas pues mejor. Te explicamos. La idea es una base un tono nude o transparente al que añadir detallitos de colores... Puede ser un puntito, una flor o una carita sonriente. 

Uno de los diseños que más hemos visto ha sido el que te acabamos de enseñar: base 'nude' rosita con margaritas superpequeñas que le dan ese toque especial. Además, lo mejor de todo es que al tener la uña pintada del mismo color o parecido al natural cuando crezcan no se notarán tanto. El efecto 'lifting' que te contamos, ciela.

También se está viendo mucho el tema 'smiles' que empezó con uñas de base amarilla y la carita en negro y ahora con transparente y las caritas pintadas como si fuesen una pegatina (o mismamente la pegatina).

Otra idea son las onditas de colores o las formas geométricas como estas de Siberia Salón: 

¿Te gustan? A nosotras nos parecen muy, muy bonitas y además son ideales para aquellas a las que les gustan las manicuras discretas pero con un toquecito de color ya de cara al verano o la primavera. Ya sabes, ahora cuando pidas cita con tu manicurista tienes que llevarle uno de estos diseños porque te aseguramos que lo van a petar y mucho.

Pero si eres de las que se atreven a hacértelas en casa... ¡Ánimo! Pero ya sabes, usa truquitos que te ayudarán a que te queden perfectas como este invento de AliExpress con el que no te saldrás nada