Delmaine Donson / ISTOCK

¿Te rozan los muslos en verano? 5 consejos para que no vuelva a pasarte

Si en verano sufres este problema, aquí van unos consejos para evitar las rozaduras en los muslos

Para que ir en shorts o en falda nunca más sea un suplicio.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Sí, los vestidos, faldas y pantalones cortos son preciosos, pero también pueden convertirse en tu peor enemigo si en verano te rozan los muslos al caminar, ya que tienes que elegir entre ir fresquita y con las piernas al aire, o ir cómoda pero tapada y asándote al sol. Hasta hoy. Aunque hasta ahora solo hayas podido aguantarte ante esta situación, que sepas que hay algunas cosas que puedes hacer al respecto. Aquí tienes nuestros 5 consejos para evitar las rozaduras en los muslos.

1. Talco para bebés

Si aplicas talco para bebés en el interior de los muslos, éstos te rozarán menos y además el polvo absorberá el sudor, por lo que matarás dos pájaros de un tiro. Sin embargo, este método tiene una desventaja: que solo es válido para momentos puntuales o para un periodo corto de tiempo, ya que con las horas el talco se va de la piel y se pierde el efecto positivo.

2. Crema antirozaduras 

Si te mueves mucho y no quieres pasarte el día bañada en talco para bebés, deberías probar los productos antirozaduras. Originalmente, este tipo de cremas o sticks fueron pensados para deportistas que necesitaban proteger ciertas zonas de la piel de la fricción, pero ahora ya están disponibles para todo el mundo (seas una triatleta o una experta en no mover el culo del sofá). Además, se absorben muy rápido, son invisibles, duran todo el día y son resistentes al agua. Perfecto para un día de playa.

Crema antirozaduras de System Balance Sport

¿Un truqui de experta? Este tipo de cremas también van genial para las rozaduras en los pies.

3. Desodorante en roll-on

Si el roce de los muslos se produce por la fricción y el sudor, tiene sentido que un desodorante pueda ayudarnos a que sudemos menos y a que los muslos deslicen al andar, ¿no? Pues sí. Aunque pueda sonar un poco raro, si no tienes a mano un stick para las rozaduras, tu viejo desodorante puede salvarte de más de un apuro y evitar que llegues a casa andando como John Wayne. 

4. Vaselina

La vaselina tiene mil y un usos, y este amiga es uno de ellos. Es mucho más barata que las cremas especiales contra las rozaduras y también reduce la fricción, pero no dura tanto en la piel ya que está pensada para hidratar y, por lo tanto, absorberse, pero es una opción de emergencia a valorar cuando no tienes otra cosa a mano.

5. Bandeletas

La forma más fiable de evitar el roce de los muslos es la tela. Por ello, muchas mujeres llevan pantalones cortos de ciclista bajo la ropa. El problema: los pantalones cortos suelen dar muchísimo calor, y tampoco es plan de morir 'achicharrá'. Así que vamos a descubrirte un inventazo: las bandeletas. Se llevan alrededor de los muslos y recuerdan a las medias que llegan solo al muslo, pero sin la parte que cubre la pierna. 

Bandeletas de encaje negro

Se trata de una especie de ligas anchas con bandas de silicona para evitar que se vayan cayendo y que están disponibles tanto en liso como en encaje, por si quieres convertirlas en un accesorio más de tu look.

Cuore participa, de manera directa o indirecta, en diversos programas de marketing de afiliación. El equipo de Cuore recomienda de manera independiente productos y/o servicios de las marcas adheridas a tales programas de afiliación que puedes comprar en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Cuore puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de productos recomendados.