Freepik

Contra las quemaduras solares... 3 antídotos inesperadísimos (pero eficaces)

No nos cansamos de decirte que te apliques protección solar cada vez que pongas un pie fuera en verano, pero si te has quemado y el daño ya está hecho, aquí van unos consejos

Remedios de la abuela que funcionan.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

En la montaña, en la ciudad o a la orilla del mar: puedes sufrir una quemadura solar en cualquier lugar, siempre que nuestra piel se exponga al sol sin la protección adecuada. La exposición al sol no es una broma y nunca debe hacerse a la ligera, especialmente durante los meses de verano, pero si no nos has hecho mucho caso y te has acabado quemando tampoco te vamos a dejar en la estacada, y vamos a compartir contigo 3 truquitos de la abuela que te aliviarán y te ayudarán a reparar la piel

Qué son las quemaduras solares

Antes de hablar de los remedios para las quemaduras solares, entendamos qué son realmente, pues no son más que reacciones de la piel que aparecen después de pasar muchas horas al sol sin protección o cuando no se utiliza la crema protectora adecuada (con un SPF más bajo del que necesitamos). Así que son lesiones que afectan a la capa más superficial de la piel.

Existen tres niveles de quemaduras:

Quemaduras de primer grado, que son las que se producen con mayor frecuencia y son dolorosas. Aparecen en la piel con manchas rojas visibles y piel seca y descamada. Vamos, que consigue que te acabes pelando.

Quemadura de segundo grado, que a diferencia de las anteriores, son más dolorosas y son en las que aparecen ampollas visibles, y la quemadura de tercer grado, que es la más grave y severa, pero es raro que se den por un día de playa, ya que además de las ampollas y el dolor, produce fiebre, escalofríos y dolor en las articulaciones, porque afecta a las capas más profundas de la piel.

3 antídotos contra las quemaduras

Agua fría y patata cruda: ante una quemadura que no es grave, lo primero que hay que hacer es poner la parte de la piel que está quemada bajo el chorro de agua fría. También puedes utilizar el remedio casero de ponerte rodajas de patata cruda que, gracias al poder del almidón, ayudan a descongestionar la piel quemada.

Baño caliente con avena: ¿quién te iba a decir que hacerte un porridge de desayuno en la bañera te iba a ayudar con las quemaduras? Pues resulta que darse un baño de avena con agua templadita es ideal para suavizar la piel e hidratarla, así como para calmar picores e irritaciones. Se recomienda, además de con las quemaduras, para aliviar el picor de la piel seca, agrietada o sensible, o para mejorar la psoriasis.

Aceite de coco: no solo vale para tus recetas fit, como la avena, y sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas previenen una posible infección en la zona y ayudan a calmar la irritación y enrojecimiento.

¿Sorprendida?

Cuore participa, de manera directa o indirecta, en diversos programas de marketing de afiliación. El equipo de Cuore recomienda de manera independiente productos y/o servicios de las marcas adheridas a tales programas de afiliación que puedes comprar en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Cuore puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de productos recomendados.