ISTOCK

Cómo evitar quemaduras de sol en la cara

Previene el cáncer de piel

Protección, sombra y algo más.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Las quemaduras de sol en la piel pueden tener consecuencias graves a largo plazo. Perdón por el dramatismo, pero esto es una verdad como un tempo. Antes de pisar la playa, la piscina o la calle conviene protegerse y lo que vas a leer a continuación es un miniconjunto de medidas indispensables para vivir el verano sin dramas solares. Sobre todo en la cara. ¿Lista? Empezamos.

¿Qué sucede en nuestra cara cuando se quema con una exagerada exposición solar? Dependiendo de la cantidad de melanina en la piel, las quemaduras pueden ser más o menos profundas. El objetivo es evitarlas a toda costa porque siempre es mejor prevenir que curar.

La piel de la cara es mucho más sensible que la resto de nuestro cuerpo, así que lo primero es hacerse con una buena crema protectora. La consecuencia de una quemadura puede ser, en una primera fase, la aparición de unas manchas marrones que, más allá de la parte estética, pueden convertirse en una enfermedad.

Las redes sociales están llenas de marcas de quemaduras, y las provocadas por las mascarillas pueden hasta parecer un chiste, ¿verdad? La realidad es otra, ya que está científicamente demostrado que dañar las capas más profundas de la piel no solo provoca la aparición temprana de arrugas como también puede dar paso a enfermedades cutáneas gravísimas como el cáncer de piel. Esto con el paso del tiempo, de los años. Empieza a protegerte desde ya.

La intención es disfrutar del calor y ponerte morena sin sufrir quemaduras. Hay que saber aplicar el protector. Te vamos a decir cuántas veces tienes que hacerlo y de qué modo. Pero también existen otras formas de mantener el sol a raya.

El protector facial, tu mejor aliado

Si hablamos de protector solar no se nos puede olvidar una cosita: usarlo todos los días, por lo menos en verano. Esto cuando estés al aire libre, incluso cuando la exposición no supere la media hora. Hazlo y notarás que tu piel lo agradece.

Aplícalo 20 o 30 minutos antes de salir de casa para que la piel lo absorba. Utiliza una mayor cantidad en las zonas que están más expuestas: la nariz y los labios. Repite cada hora.

Productos específicos para la cara, ¿son realmente necesarios?

Por supuesto que sí. Están formulados con ingredientes activos que protegen y también tratan específicamente esta zona. En su mayoría contienen agentes hidratantes, antioxidantes y antiarrugas. El factor 50+ no es una exageración. Aun así te vas a poner morena. Tardará un poco más, pero el color que consigas será duradero y seguro.

Los hay para todo tipo de pieles y con muchísimas texturas distintas. Nosotras te recomendamos todos los que produzcan un efecto mate para evitar los brillos y el aspecto de piel sudada. Con o sin color, tú eliges. Eso sí, los que maquillan ayudan a disimular manchas e imperfecciones. Uniformizan el aspecto de la piel.

El sombrero: más que moda, una necesidad

Los dermatólogos no se cansan de avisar que para protegerse del sol no basta con echarse crema solar. Al igual que las gafas, conviene llevarlo puesto hasta en los días nublados. ¿Cómo elegir el adecuado? No valen los que tienen alas muy pequeñas porque la mayor parte de cáncer de piel se forma en las zonas más sensibles al sol, es decir, la zona central de la cara. El sombrero que elijas deberá proporcionarte sombra en toda la zona. ¡En las orejas, también!

En cuanto al tipo de material, aunque la rafia sea tendencia lo mejor es optar por los de tela porque no dejan pasar la radiación solar. Hay marcas que especifican el nivel de protección en sus etiquetas, así que ya sabes.

Las horas prohibidas, tic-tac...

Nada de tomar el sol en las horas centrales del día. Atención porque este consejo no sirve solo para evitar las quemaduras solares en la cara, aunque ya te hemos dicho que esta con diferencia la parte más sensible de tu cuerpo. Entre las 10 y las 16 lo mejor será que te quedes en casa o, en su defecto, a la sombra. ¿Has pensado en lo agradable que es llegar a la playa al amanecer o incluso disfrutar de un final de tarde sentada con tus amigos en la arena? Pues eso.