ISTOCK

Amiga runner, necesitas esta pedicura para no destrozarte los pies

Si notas que tus piecitos sufren con cada carrera, atenta que esto te interesa

Pisando fuerte y con las uñas bien arregladas.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Correr tiene muchos beneficios para tu salud física y mental, pero si eres de las que lo hace habitualmente es posible que hayas notado que hay una parte de tu cuerpo que está sufriendo con este hobbie tuyo: los pies. Y no nos referimos a que te duelan las plantas como cuando llevas tacones y no puedes andar sin parecer una abuelilla sin bastón, estamos hablando en concreto de las uñas de tus pies. Y es que, se puede ser runner y llevar los pies bonitos, es decir, sin rozaduras, durezas o uñas rotas provocadas por la presión que hacen las zapatillas con este deporte. ¿Cómo? Pues muy fácil, gracias a una nueva pedicura creada por NAIL’S SECRET en colaboración con Candela Pérez, instagramer y runner: la Pedicura Runner Spa

Qué necesitan tus pies para hacer mejor tus carreras

Vale, ahora ya sabes que correr no es incompatible con tener unos pies bonitos y sin durezas pero, ¿cómo se consigue? Pues siguiendo estos consejitos. Lo primero a tener en cuenta es la longitud de las uñas. Tienen que estar siempre muy cortitas para que al pisar, especialmente si vas a correr bastantes kilómetros, no te rocen con la zapatilla y pueda aparecer un hematoma.

En cuanto a la forma, tiene que ser cuadrada y con las esquinas redondeadas. Así evitaremos que se nos pueda clavar una uña en otro dedo o engancharse con la zapatilla.

Le llega el turno a las durezas, pero al contrario de lo que pensamos, no hay que eliminarlas por completo, porque protegen la piel de un daño (o roce) continuado. "En NAIL’S SECRET trabajamos las durezas con torno rebajando el exceso de piel, repasándolas de forma manual para tener un acabado más suave. Debemos trabajarlas sin ser agresivos y progresivamente conseguiremos un acabado perfecto.", nos cuenta Lola Galindo, directora de NAIL’S SECRET.

Para prevenir la aparición de heridas y ampollas, es muy importante exfoliar la piel de nuestros pies cada cierto tiempo, igual que hacemos con el resto del cuerpo y, ya que los pies de los runners pueden llegar a estar muy cargados, si añades un masaje de 15 minutos a tu momento pedicura, harás que tus pies y piernas se sientan mucho más ligeros e hidratados.

Por último, has de saber que hacer esto una vez cada año bisiesto no sirve de nada, así que si quieres cuidar de tus pies vas a tener que hacerle un hueco en tu agenda a este tipo de pedicura cada cuatro semanas. "Puedes ser runner y tener unos pies bonitos. Eso sí, cada cuatro semanas es importante realizar un mantenimiento, y nunca en los siete días previos a una carrera importante", afirma Candela.