Mykola Sosiukin / ISTOCK

Mejores cremas solares del mercado

Ya sabes lo importante para el 'body' que es echarse un buen protector solar

Acabar como un cangrejo no está entre nuestros planes de verano, por eso más vale una buena crema en mano. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

El sol nos encanta pero... Puede ser muy traicionero y darte más de un disgusto, por eso hay que cuidarse de él. Se puede tomar el sol pero siempre con protección. No queremos parecer tu madre pero haznos caso, por favor: es muy importante utilizar una buena crema solar y nosotras hemos fichado las mejores del mercado. 

Seguramente te ha pasado mil veces eso de estar en la playa o la piscina y decir: "bah, si no hace tanto sol" o "este sol ya no quema" y sí, amigui, sí quemaba. Acabar como un cangrejo no está entre nuestros planes de verano, por eso más vale una buena crema en mano (y todo el cuerpo). 

Nosotras esperando el after sun. 

Es muy importante aplicarse una crema solar, sea en verano o en cualquier época del año siempre que vayas a estar expuesta muchas horas al sol, así evitarás el envejecimiento prematuro de la piel, las manchas, las temidas quemaduras y enfermedades como cáncer de piel. Poca broma. 

Así que antes de seguir contándote por qué y cómo debes echarte un buen protector solar, vete fichando algunas de las opciones que hemos encontrado para ti. Tienes un montón de marcas y formas de echártelo, ya sea en crema, en bruma... 

También es importante que sepas que el factor de protección solar SPF indica el número de veces por el que se multiplica el tiempo que se puede estar al sol sin quemarse, por eso hay que estar atentas y echarnos a cada ratito otro poquito. Hay varios factores: de 30 a 50 (alta protección, para pieles muy claras) y 50+ (protección muy alta, para niños).

Pero... ¿Cuál es la mejor forma de echárnoslo? Que sepas que solo un 5% de la gente sacaría sobresaliente a la hora de utilizarlo. Por ello, Begoña Gómez, experta en tratamiento de Yves Rocher, nos dice cómo hacerlo.

El orden correcto, como señala la experta, es “extender el sérum, la crema hidratante habitual, el contorno de ojos y el protector solar. Un día al aire libre no implica descuidar la rutina cosmética".

Siempre 20 minutitos antes: "Salvo que se trate de un filtro físico, que comienza a actuar en el momento mismo de la aplicación, los fotoprotectores químicos necesitan este plazo para que la piel los absorba del todo y se produzca el efecto protector". 

2mg de producto es la dosis necesaria para que sea verdaderamente efectivo. Seria el equivalente a seis cucharadas de café para rostro y cuerpo: "Si un envase de 200 ml te dura más de 10 días, es que lo estás haciendo mal".

Ojo, nunca sobre la piel mojada porque "las gotas de agua actúan como una lupa y aumentan el riesgo de que se produzcan quemaduras. Además, el producto no se puede extender correctamente".

Especial atención a las zonas: la espalda no es la única parte del cuerpo que suele quedar desprotegida, "el miedo a manchar el pelo hace que a menudo ‘olvidemos’ extender el producto en las orejas o la parte alta de la frente". Los párpados y el dorso de los pies y de las manos también necesitan protección.

Cuidado con los 'waterproof ', aunque no te hayas bañado ni hayas sudado, hay que reaplicar el protector solar. "Indican que el producto no pierde eficacia dentro del agua, pero independientemente de ello, hay que volver a extender el protector solar después de cada baño una vez se seque la piel". Y los sprays... Es el formato preferido (la verdad que sí), y aunque es cierto que son más fáciles de aplicar y llegan a cualquier rincón, tienen menos poder de permanencia. Las cremas y las leches son más resistentes al agua y al sudor. Hay que "extender una buena cantidad y reaplicar cada dos horas".