kimkardashian / INSTAGRAM

Otro giro en la vida de Kim Kardashian: vende parte de su negocio (y es cientos de millones má

Lo mismo lo que debería hacer es cambiarle el nombre, que hay un West por ahí.

CUORE.ES -

Vaya semana movidita que lleva Kim Kardashian (40): por un lado, saltaba la noticia de su más que probable divorcio de Kanye West (44), pero también tiene novedades en cuanto al trabajo, porque acaba de terminar las negociaciones y ha alcanzado un jugoso acuerdo con el grupo Coty (el mismo que se hizo meses atrás con el 51% del imperio cosmético de Kylie Jenner) para vender el 20 por ciento de KKW Beauty por 200 millones de dólares.

Es de esperar que además la W de KKW desaparezca, ¿no?

"Esta relación me permitirá centrarme en el desarrollo de los elementos creativos en los que me he especializado, al mismo tiempo que me beneficio de los recursos increíbles con los que cuenta con una compañía tan establecida", ha afirmado la propia Kim.

Puede que su vida personal esté atravesando actualmente un momento muy convulso, si los rumores acerca de su inminente separación de Kanye acaban resultando ser ciertos, pero está claro que Kim no piensa permitir que afecte a su carrera como empresaria.

Sus planes ahora pasan por diversificar su negocio sacando al mercado en 2022 una línea de productos para el cuidado de la piel, como hizo Kylie, expandiendo su actual colección de maquillaje y probando suerte también con esmaltes de uñas y champús.

Porque si hay algo que se le da bien a las hijas de Kris Jenner es, básicamente, diversificar y probar suerte, un "lo hacemos y ya vemos" de manual", ya que lo mismo te montan una serie de tiendas multimarca (en sus comienzos), que se ponen a venderte maquillaje, suplementos alimenticios, fajas... Y si ya vemos todo lo que está lanzando Kourtney Kardashian con Poosh (su versión del negocio de Gwyneth Paltrow) pues cualquiera se queda loco: recordemos que contó con la mismísima Rosalía como embajadora de sus nuevos juguetes sexuales.