GTRES

Si quieres ser como Kim... no te operes, no sonrías

 'La' Kim nos ha dado uno de sus truquis de belleza.

CUORE.ES -

Kim Kardashian (40) tiene muchos trucos de belleza: retoques, bótox, mucha pasta gastada en cremas, potingues y tratamientos... A su lista infinita de secretos de belleza, ahora hay que añadirle uno nuevo. La reina de los realities ha decidido dejar de sonreír. Así, sin más. ¿Quieres imitarla? Está tirado de fácil. ¿Y sabes por qué lo hace? Pues por las arrugas, claro. Pero hay más...

La todopoderosa del 'klan' se lo contó a una fan durante una masterclass en Los Ángeles: "No sonrías". Kim Kardashian cree que la sonrisa nos echa años y además acentúa las arrugas de las comisuras de los labios. ¿Qué opinas de este truco? A nosotros nos parece estupendo, que cada una haga lo que quiera, por supuesto, pero... ¿dónde queda la alegría, e buen humor y la simpatía de cara a los millones de fans que la siguen en todo el mundo?

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Morning ✨

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Boquita cerrada, pase lo que pase.

El truco de Kim Kardashian no es nuevo. Victoria Beckham (47) lleva años posando para los flashes sin enseñar dientes (qué opinará la Pantoja de todo esto...), y lo hace porque según ella la sonrisa le quita encanto. Lo dicho, que para ser 'cool' y presumir de buen cutis hay que sufrir y dejar de sonreír.

Además, si te lo puedes permitir, también viene bien algún que otro tratamiento de belleza. La mujer de Kanye West (44) es experta en probar todo lo que le pueda proporcionar la eterna juventud. Se dice que solo en cirugías estéticas lleva gastados millones de dólares, y nosotros nos lo creemos todo. ¡Si es que cada vía se la ve más perfecta!

Dejar de sonreír ha sido una decisión pensada, según KimKar. En la misma masterclass, la 'influencer' más poderosa del planeta ha explicado que las críticas a sus curvas, sobre todo cuando estaba embarazada, le han hecho cambiar de actitud.

Cansada del 'body shaming' al que ha estado expuesta durante años, Kim Kardashian ha empezado a enseñarse al mundo tal y como se siente, segura de ella misma sin necesidad de gustar.