ISTOCK

Green mask stick: la mascarilla en barra de la que todo el mundo habla

El tratamiento de belleza más innovador y diferente de los que hemos visto últimamente

Piensa en (té) verde.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Seguramente ahora estés pensando '¿Perdona? ¿Qué tiene de innovador una mascarilla facial, por favor?' Pues mucho más de lo que imaginas. El green mask stick es una mascarilla en barra, de color verde formulada a base de té verde que sirve para limpiar, detoxificar y purificar la piel, y es el formato más práctico y fácil de aplicar que vas a ver en mucho tiempo. ¿Tienes curiosidad ahora? Sigue leyendo para descubrir todo lo que este producto puede hacer por ti.

Las mascarillas en formato barra, como la popular Green mask stick, se parecen básicamente a un bálsamo labial, salvo que tienen un diámetro mucho mayor. Al fin y al cabo, el producto está pensado para ser aplicado en todo el rostro, no sólo en los labios. Por tanto, la consistencia es sólida y no líquida. ¿Y qué es lo que hace que estas mascarillas sean tan especiales? Pues que no es necesario que te manches las manos ni una brocha para aplicarlas, que son perfectas para viajar y que podrás usarla hasta en un destino con cero comodidades como una tienda de campaña en mitad de la nada.

Comprar | Amazon

Además, la Green mask stick contiene extracto de té verde, que es un potente antioxidante que protege nuestra piel de los agentes ambientales nocivos, como la radiación UV. Como ingrediente antienvejecimiento, el té verde también puede ayudar a prevenir las arrugas y las líneas de expresión y, gracias a su efecto antiinflamatorio y antibacteriano es ideal para las pieles grasas con tendencia a las manchas y las rojeces. Por último, la cafeína contenida en los extractos de té verde estimula la circulación sanguínea, por lo que ayuda a reducir también bolsas y ojeras. 

Esta mascarilla se ha hecho viral en las últimas semanas y hemos visto como miles de chicas subían sus vídeos a Instagram y lo cierto es que los resultados del antes y después nos han dejado con la boca abierta.  

La textura es muy cremosa, por lo que se desliza genial por la cara, dejando una capa uniforme sin esfuerzo. Una vez aplicada solo necesitas dejarla secar durante 10 minutos y a continuación retirarla con agua. Como resultado tu piel estará más limpia, hidratada y sin puntos negros obstruidos. Sin embargo, si tienes brotes de acné activos es mejor que consultes primero a tu dermatólogx antes de lanzarte a usarlo sin control.