kzenon / ISTOCK

Flequillo cortina, la tendencia capilar más top del verano

Un look capilar sacado de los años 70 que viene para quedarse

Además requiere un bajo mantenimiento.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Los flequillos son la tendencia capilar más potente de todo 2022. Y es que, lejos de centrarse solo en un tipo de flequillo, este año viene cargadito de un montón de estilos diferentes, que valen para todos los tipos de cara y de pelo. Liso, rizado, ondulado, corto o largo... Da igual como sea tu pelo porque este año, si quieres llevar flequillo, estás de suerte porque se llevan absolutamente todos. Sin embargo, hay uno que viene pegando un poco más fuerza que los demás: el flequillo cortina.

El flequillo añade movimiento y estructura a un peinado y este en concreto, como su nombre indica, no es un flequillo recto y tupido, sino que es abierto, largo y desfilado, vamos, como si fuera una cortina de un teatro. Este flequillo, que estuvo tan de moda en los años 70, vuelve a pegar con fuerza este verano, así que si te apetece cambiar de look o simplemente actualizar un poco tu corte de pelo, no lo dudes, este es tu flequillo.

Flequillo cortina: ¿es para mí? 

Una de las cosas que más nos gustan de este tipo de flequillo es que tiene la ventaja de resaltar todas las formas de cara y suavizar los rasgos. Además, es apto también para todos los largos de pelo, desde un bob hasta las melenazas por la cintura, pero ahí no acaba la cosa. Es tan versátil que no solo queda bien en pelos lisos o ligeramente ondulados, así que si eres una 'curly girl' y te apetece probar esta tendencia vas a poder lanzarte de cabeza porque queda igual de bien en pelo rizado.

Mantenimiento del flequillo cortina

Una de las cosas que más pereza da a la hora de cortarse un flequillo es el mantenimiento que requiere, especialmente si eres de la que prefiere aprovechar 5 minutos más en la cama por las mañanas y reduce al máximo el tiempo de 'chapa y pintura' antes de salir de casa. Por suerte, con el flequillo cortina te puedes ir olvidando de dedicarle un buen rato por la mañana para peinarlo, ya que al ser largo, abierto y desfilado, no necesita grandes arreglos para que esté perfecto (algo que también se agradece si no tienes mucho arte para peinarte).

Por último, algo que nos encanta también, es que como partimos de que es largo, se trata de uno de esos flequillos que no necesitan lo que nosotras llamamos como 'la transición de la horquilla', o lo que es lo mismo, esos meses en lo que lo tienes muy largo como para poder ver sin tropezarte, pero muy corto como para poder recogerlo, y no te queda otra que retirarlo con horquillas hasta que crezca.