katleho Seisa / ISTOCK

Llevas toda la vida usando mal el desodorante y no lo sabías: atenta a cómo se aplica en realidad

¿Te pones el desodorante después de ducharte o de hacer ejercicio? ¡Mal! No vas a creer cómo se debe usar en realidad este producto básico de higiene

No te acostarás sin saber una cosa más.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

En la vida hay dos clases de personas: las que se duchan por la mañana y las que se duchan por la noche. Y seguramente sean dos grupos irreconciliables, porque las unas no entienden cómo las otras pueden lavarse en el momento opuesto del día. Pues bien, seas del 'team mañana' o del 'team noche', hay algo que absolutamente todas las personas (bueno, todas no, que hay quien va por ahí cantando la Traviata con sus axilas) hacemos siempre después de ducharnos. Sí, hablamos de ponernos el desodorante para ir bien limpitas y oliendo bien antes de vestirnos. ¿Y si te dijéramos que esto es un error como una casa?

Resulta que llevamos toda la vida usando mal el desodorante, y no ha sido hasta que hemos descubierto este vídeo de Instagram que nos hemos dado cuenta de nuestro error. Según nos cuenta Álvaro Fernández (@farmaceuticofernandez) en su perfil de Instagram, pese a que todo el mundo usa el desodorante al salir de la ducha o justo después de entrenar, esa no es la forma correcta de hacerlo si lo que pretendemos es sacarle el máximo partido y que nuestro desodorante no nos abandone. Atenta.

"Casi seguro que te estás poniendo el desodorante mal. Que ya te vale porque es difícil tener que decirte que ni para eso vales", comienza el influencer para llamar nuestra atención. Y explica: "Casi todo el mundo se los pone después de salir de la ducha o después de haber entrenado, y los antitranspirantes son mucho menos efectivos si cuando te los echas estás mojado, y los desodorantes se absorben mejor cuando las glándulas sudoríparas tienen menos actividad y hay menos sudor. Así que si quieres que tenga máxima eficacia, el momento perfecto para ponérselo es justo antes de irte a la cama. ¿A que eso no te lo esperabas?"

Pues no, la verdad es que no nos lo esperábamos para nada, pero a partir de ahora lo haremos así para poder estar seguras y fresquitas de la mañana a la noche.