Sima_ha / ISTOCK

Formas y truquis de usar los Terracotta (o sea, los polvos)

Hay muchas formas de aplicarse los polvos de sol

No te hagas polvo pensando en cuáles echarte. ¡Te ayudamos! 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Cuando llega el calor, los chicos se enamoran y es momento de poner el cuerpini al sol, eso es así como dice la canción. Y hablando de sol, tenemos que hablar de otros de los protagonistas del bronceado: los polvos de sol. Aunque ojo, porque por aquí los usamos todo el año, ya que son los mejores para tener buena cara. Lo tenemos comprobadísimo. Por eso queremos contarte cuáles son unos de nuestros favoritos, cómo los usamos nosotras y las formas que hay de aplicárselos según tu cara. Atiende, que toca hablar de los Terracotta

Y es que por si no lo sabías, hay un polvo para cada necesidad. Sí, sabemos que la frase suena fatal pero es así. Desde Guerlain nos cuentan que si tienes la piel grasa lo mejor es que uses los Terracotta Matte, ya que define los rasgos al tiempo que mantiene a raya los brillos gracias al caolín y a su textura ligera. 

Eliecer Prince, el Makeup Artist de Guerlain, nos cuenta un truqui para aplicárnoslos: "Para esculpir el rostro hay que trazar una “W” que comience en la sien, a la altura del ojo, y trazar una curva descendente por debajo del pómulo. Después hay que subir hasta la zona del entrecejo y repetir en el otro lado del rostro. Para terminar, hay que difuminar por todo el rostro realizando movimientos circulares con la brocha". 

¿Y para un efecto más natural? "Para conseguir un resultado aún más natural y luminoso hay que dibujar pequeños “ochos” por todo el rostro. Comenzando por la raíz del cabello y las sienes y descendiendo desde la frente hasta llegar a la barbilla. Al terminar, trazar con la brocha dos grandes ochos en la zona central del rostro para iluminar." Apunta. 

Polvos terracota, de Guerlain (49 euros) | Guerlain

También puedes combinar el bronceador con el colorete y que quede bien: "El gesto del “3”. Dibujar este número con la brocha a cada lado del rostro. Desde la frente hacia los pómulos y desde ellos al mentón para después descender por el cuello. Puede aprovecharse el excedente de producto para empolvar la zona central del rostro."

Nosotras los usamos de varias formas: en invierno los aplicamos por encima de la base para marcar zonas en la cara. Los aplicamos en el pómulo y cogemos bastante producto, ya que nos gusta que se nos quede muy marcado. También lo aplicamos en la frente y bajo la barbilla. Un truqui fácil para echártelos es hacerlo con una brocha gorda y dibujando un 3 desde un lado de la frente, pasando por el pómulo y terminando casi en el cuello. 

En verano nos gusta llevar la cara 'menos cargada' y con un efecto más natural, por eso aplicamos simplemente un poco de corrector y los polvos en el pómulo. Si estás algo bronceada no hace falta que te eches toda la paleta (je, je). También nos gusta aplicar un poquito en la nariz y con los restos , dar una pasada por toda la cara. 

¿Tú cómo lo haces?