ISTOCK

¿Qué hacer para combatir las manchas que provoca el sol?

Cuidado de la piel en verano

Estas son las maneras en que puedes prevenirlas y eliminarlas.

María Viéitez -

A veces es inevitable que nuestra piel sufra las consecuencias de la exposición al sol, sobre todo en verano. Los efectos a corto plazo de la exposición prolongada al sol son las temidas quemaduras solares. Sin embargo, el no tomar precauciones también pueden crear daños a largo plazo: las manchas.

La exposición al sol provoca que nuestra piel libere melanina. Este pigmento tiene el cometido de protegernos de los rayos UVA y colorea nuestra piel de tonos más oscuros. Después, nuestra piel se regenera y vuelve a tener el color habitual durante el invierno. Sin embargo, esta capacidad que tiene nuestra piel para regenerarse tras los efectos del sol disminuye a medida que nos hacemos mayores. Esto es, precisamente, lo que provoca la aparición de las manchas del sol.

Es alrededor de los 40 años cuando aumentan las posibilidades de que aparezcan manchas en tu piel. Para prevenir el envejecimiento prematuro de las células y reducir las posibilidades de que esto ocurra, algo fundamental que debes hacer a diario es utilizar crema hidratante diaria y durante todo el año con protección solar. Pero, además, del sol, hay otro factores que intervienen en ello, como las alteraciones hormonales (motivo por el que son un problema común en mujeres embarazadas) o la genética. Pero aunque no existen remedios preventivos que influyen en estos dos, sí hay algunos consejos que puedes seguir para reducir las posibilidades de que tu piel sufra este tipo de daño.

Evita las cabinas de bronceado

Siendo los UVA y UVB los responsables de este tipo de manchas, lo primero que deberás hacer si quieres evitarlas es mantenerte alejada de ellos. Las lámparas solares de las cabinas de bronceado producen una radiación 12 veces más intensa a la del sol, lo cual acelera en gran medida la potencial aparición de manchas.

Protégete del sol

Además de utilizar crema solar a diario y todos los días del año, es aconsejable que, sobre todo durante las horas centrales del día, cuando la radiación solar es más intensa, cubras tu rostro y tus ojos con sombreros y gafas de sol. Reducir la exposición al sol es clave para evitar la aparición de estas manchas.

Evita el uso de producto que contengan alcohol

Para evitar la aparición de manchas, es fundamental que evites utilizar productos perfumados y con alcoholes. Aplicados antes de la exposición al sol reaccionan provocan que nuestra piel genere un exceso de melanina.

La vitamina C, tu mejor aliada

La salud de nuestra piel comienza en el interior, también cuando se trata de prevenir las manchas de sol. Para este caso, es aconsejable que incrementes tu consumo de vitamina C, un antioxidante que evita los daños y el envejecimiento prematuro de nuestras células. Por eso, trata de comer más cítricos, fresas, meón, tomates y verduras como las patatas o el brócoli.

Cremas despigmentantes

Si ya padeces este problema y has empezado a ver las primeras manchas en piel, lo primero que deberás hacer será consultar a un dermatólogo. Existen tratamientos estéticos que pueden ayudarte a disimular su apariencia o incluso reducirlas del todo, incluso cuando se trata de alteraciones provocadas por cambios hormonales o tu herencia genética. Un ejemplo es el peeling químico, un tratamiento que elimina las primeras capas de la piel.

Pero para los casos más leves, es posible que sea suficiente con cremas y sérums despgimentantes. Lo ideal es que escojas productos que contengan vitamina C, retinol y ácido hialurónico.