triocean / ISTOCK

5 aceites que te vendrán al pelo

Y 5 productos

Cinco aceites según el tipo de pelo o el problema que tengas. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Una de las cosas que más nos preocupan es tener pelazo. En cuanto vemos que algo falla, nos echamos literalmente las manos a la cabeza para poder remediarlo, porque no tenemos un pelo de tontas y sabemos que esta melena no se cuida sola, hay que contar con productos que la mantengan perfecta. Aquí entran en acción los aceites capilares. ¿Lo usas? 

Venimos a proponerte cinco opciones y cinco productos, para que fiches el que mejor va con tu tipo de pelo. 

Para combatir la sequedad en el pelo, el aceite es uno de los remedios más eficaces, palabrita de Cuore y de Anna Martínez, de Jean Louis David. Según el tipo de cabello o el problema que tengas, como puede ser la caída, debes utilizar: 

Aceite de almendras dulces para hidratarlo

La característica de este aceite es que envuelve la fibra capilar para retener el agua, y elimina el exceso de sebo. Otra ventaja que tiene es que contiene agentes hidratantes, que tratan la sequedad y previenen la deshidratación. Con esto, obtendremos un pelo suave y con vitalidad.

El aceite de coco para un pelo castigado

Este aceite penetra en la fibra capilar y la repara al instante. Contiene ácido láurico, muy parecido a las proteínas naturales que tiene el pelo, ayudando a fortalecer cada mechón. 

Aceite de karité para el pelo muy seco

Este aceite es un derivado de la manteca de karité. Contiene minerales, ácidos grasos y vitaminas, convirtiéndola en la manteca natural más rica en activos reparadores. Es perfecto sobre todo para un pelo seco, rizado o con tendencia al encrespamiento. 

El aceite de brócoli, imprescindible para el pelo fino

Este aceite es ultraligero y contiene vitaminas A, C y K y calcio, que ayudan a obtener un pelo hidratado, suave y sin perder volumen. 

Para las puntas, el aceite de argán

Se trata de uno de los aceites más conocidos. Se usa mucho para tratar las puntas, ya que es la zona más seca del pelo. Si lo tienes muy grueso, puedes aplicarlo a modo de mascarilla. En cambio, si lo tienes más fino, usarlo solo en las puntas. 

También, según nos cuenta Carlos Fernández, de Franck Provost, lo más importante que hay que tener en cuenta a la hora de usar un aceite es que no debe dejar una sensación oleosa ni residuos. Hoy en día, muchos están elaborados a base de siliconas derivadas del petróleo. Razón por la cual aportan demasiado residuo y un aspecto más 'artificial'. Bien es cierto que deja un aspecto con brillo y suave, pero más tarde el cabello se queda mate. 

¡Ya sabes, apunta!