Ideas para entrar en calor

Platanomelón / CUORE.ES -

Los chicos de Platanomelón lo tienen muy claro, que bajen los termómetros en la calle no quiere decir que baje la temperatura en tu casa. Más concretamente, ­­­en tu habitación. Masajes calientes, cremas estimulantes, juegos a solas, juegos en pareja. Tardes de mimitos mientras llueve fuera, sesiones de manitas furtivas bajo la manta. Con nuestros consejos, estos meses de frío ahorrarás en calefacción y ganarás en orgasmos.

1. A la luz de las velas: nada como encender una vela para crear un ambiente más cálido y confortable; sobre todo si se trata de una vela de masaje. Enciéndela, deja que la temperatura suba y que todo se haga más intenso entre tu pareja y tú; y, cuando la cera de la vela se haya convertido en aceite de masaje, viértela sobre el cuerpo de tu pareja, y deja que tu pareja haga lo mismo contigo. Está templadita, así que os moriréis de gustito.

2. El fuego de un dragón: nada como el fuego de un dragón para entrar en calor. No te asustes, nadie saldrá herido. Tan solo se trata de que uséis unas gotitas de Crema Dragón sobre tu clítoris y la base del pene de tu chico para crear unos contrastes de frío/calor súper intensos que os templarán en cuestión de segundos, proporcionándoos orgasmos más intensos, erecciones más potentes y sensaciones inolvidables durante el coito.

3. Sesiones de "peli y manta": el verano mola, pero tiene un inconveniente enorme: no se pueden ver pelis bajo la manta, porque mueres de calor. Nada une más que una peli con escenas subidas de tono, con momentos de manitas furtivas bajo la manta. Al final os entrará tanto calor que hasta os tendréis que destapar.

4. El anillo único: a diferencia de en El Señor de los Anillos, el anillo vibrador Otto, de Platanomelón, no se destruye con fuego, sino que ayuda a crearlo. No dejéis de lado el complemento de moda este otoño-invierno, potenciará tus orgasmos gracias a la estimulación clitorial directa que proporcionan sus adorables orejas de conejitos. Todo para que la temperatura suba, y la llama sea más intensa... y más duradera.

5. Un bañito caliente: nada como un baño caliente con tu pareja para entrar en calor. Servíos una copa de vino, poned un poco de música y disfrutad de vuestros cuerpos bajo el agua caliente.