Lelo

Estas son las fantasías más comunes de las mujeres (y sabemos que tú también las has tenido)

¿Qué tienen en común el verano y las fantasías sexuales? Que nos sube la temperatura... 

cuore.es para LELO -

Sexo e imaginación, ¿se te ocurre una combinación mejor para este verano? Ya sea un encuentro sexual con un desconocido, en lugares exóticos, sexo a plena luz del día con el riesgo que conlleva, con juguetes eróticos… las fantasías sexuales son universales y para todos los gustos.

Nuestra cabeza tiene el poder de hacer una representación mental y evocar situaciones sexuales que nos gustaría vivir (o simplemente solo imaginar), que nos provoquen excitación y nos aleje de la rutina. Confiesa, tú también has soñado con los fuertes brazos de Chris Hemsworth en Thor.

Volviendo al lío, fantasear es una de las actividades más eróticas que existen (y placenteras). Y más allá de los tabús y las repercusiones que existen en el mundo real, en el mundo de la fantasía todo está permitido. La imaginación no tiene límites y el sexo tampoco.

Eso sí, si las fantasías traspasan la imaginación, tienen que estar consensuadas por las dos partes, o por las tres o las que sean. Que ya sabemos que en esto de la imaginación… no hay límites.

Y sí, aunque no lo parezca amigas, en cuanto a sexo e imaginación se refieres, hombres y mujeres somos más parecidos de lo que nos pensábamos. Aunque a nosotras nos gusta recrearnos más y enriquecer las imágenes en nuestra cabeza de formas más detallada. ¡Como nos gusta! Además, también nos gusta meter en juego otros elementos como el tacto o el olfato. LELO, especializada en bienestar sexual, ha preguntado a diferentes mujeres por sus fantasías sexuales más recurrentes y esto es lo que nos han contado. ¿Coincides con ellas?

1. Tres mejor que dos

El trío sigue estando en el imaginario colectivo como la fantasía sexual preferida tanto para ellos como para nosotras. Y aunque hay combinaciones para todos los gustos, el ranking de los tríos más deseados es mujer-hombre-mujer. Nosotras estamos más predispuestas a explorar los caminos de la bisexualidad y el trío es una ocasión inmejorable para ello. Pero nuestra mente tampoco es reacia a imaginarse disfrutando de dos hombres a la vez… ¿Algún candidato en ‘mente?

Lelo
Lelo

2. Sexo con un desconocido

Tener una relación sexual desenfrenada con una persona desconocida a la que luego no volveremos a ver jamás es otra de las fantasías que más se nos pasan a por la cabeza. Misterio, morbo, miedo… Los ingredientes necesarios para convertirse en una fantasía sexual. Practicar sexo con alguien que no es nuestra pareja habitual nos permite adoptar otro rol distinto que puede ser muy estimulante.

3. Con riesgo a ser descubiertos

No importa solo con quién, sino dónde. La cama es muy de “boomer”. ¿Por qué conformarnos con hacerlo sobre un colchón cuando nuestra imaginación nos puedes llevar a algún sitio un poco más especial? Las fantasías en idílicas playas dejándose llevar al ritmo de las olas son una constante y, el sexo en el agua, el lugar más deseado.

Otras veces, el “aquí te pillo aquí te mato” y deseo desenfrenado ganan al romanticismo. En este punto, la fantasía se traslada a lugares más accesibles, aunque menos idílicos: ascensores, portales mal iluminados, aparcamientos, la mesa del despacho en la oficina, probadores de ropa, cines, baños públicos de restaurantes, trenes o aviones… Cualquier sitio es bueno para salir de la rutina del dormitorio. ¡Ojo! Que algunas fantasías sexuales se pueden hacer realidad y esta es bastante fácil, solo hay que elegir un lugar público y dejarse llevar. 

Lelo
Lelo

Y es que las situaciones que conllevan peligro y aventura provocan un aumento de la dopamina, neurotransmisor que procesa los estados de emoción positiva. ¿Quién dijo que el sexo era cosa de dos? Muchas mujeres ya están fantaseando con utilizar algún juguete sexual en lugares públicos. ¿Morbo a ser descubierta mientras alcanzas un doble orgasmo? Los sueños a veces se cumplen y con ENIGMA™ Cruise, el masajeador sónico que estimula el clítoris y punto G simultáneamente, estás cerca de conseguirlo.

4. ¿Dominar o dominada?

Recibir órdenes, cumplir deseos, saber que existe otra persona a nuestra completa disposición… las fantasías en las que dominamos o somos dominadas son una de las más eróticas. ¿Quién no quiere un Christian Grey en su vida?

Todavía hay mucho tabú sobre esto aunque cada vez es más común que admitamos nuestros deseos más oscuros. Eso sí, imprescindible consenso y consentimiento entre las partes, suelen generar grandes momentos de placer y diversión

Y si lo que te gusta es darle a tu pareja el control, IDA™ Wave te lo pone fácil. Se trata del nuevo masajeador doble de LELO con mando a distancia que estimula el clítoris y el punto G de manera simultánea. Con el vivirás una auténtica experiencia “sin manos” mientras alcanzas los orgasmos más intensos.

Lelo
Lelo

5. Control remoto modo on

“El Teledidonic” tiene cada vez más presencia en el imaginario sexual de las mujeres. ¿Nunca habías escuchado esa palabra? Tranquila que te la explicamos. Consiste en tener sexo a través de juguetes controlados por control remoto y es una de las fantasías más fáciles de hacer realidad. TIANI™ DUO es el mejor vibrador para usar en pareja, con motores dobles que funcionan de manera simultánea y ofrecen estimulación intensa por dentro y por fuera. El brazo interno, más delgado, vibra y simula los puntos de placer de la vagina que llegan hasta el pene durante la penetración. Al mismo tiempo, la parte exterior del brazo estimula el clítoris para obtener el máximo placer mientras envía agradables ondas de vibración hacia el pene. ¿Vas a dejar que te lo cuenten? Potente y placentero, lo tiene todo.

Lelo
Lelo

Está claro que fantasías sexuales hay para todos los gustos y colores, algunas más fáciles de realizar, otras algo más fantasiosas. Pero todas tienen un punto en común: la huida de la monotonía. Y es que dar rienda suelta a tus deseos más íntimos es perfecto para mantener la llama viva. ¡Es hora de dejar volar la imaginación!

Tags:

lelo