IMDB

En 'Los Bridgerton' aprendimos a chupar cucharas y ahora... Ardemos por probar estas posturas en la cama

La segunda temporada nos tiene revolucionadas con la trama

Tres posturas sexuales inspiradas en las escenas más hot de la serie (ahora solo nos falta el vizconde). 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

La serie de la temporada nos tiene totalmente revolucionadas aunque haya desterrado al Duque más famoso de Netflix. No pasa nada porque en compensación, tenemos al vizconde (el actor Jonathan Bailey), el prota de la segunda parte de 'Los Bridgerton'. Una serie que nos ha enseñado muchas cosas, entre ellas, a arder con cada una de las escenas subidas de tono que se suceden en la historia. No mientas, que seguro que te han venido los calores con algunas imágenes... Por eso, nosotras también queremos vivirlas igual de intensamente. ¿Preparada para chupar cucharas y lo que surja? 

Manteniendo la línea de la primera temporada, los nuevos episodios nos regalan trajes espectaculares, drama, cotilleo y, por supuesto, sexo apasionado. Aunque durante esta segunda temporada el sexo tiene algo menos de protagonismo (como ya te contamos: habrá cambios en estas escenas), hemos fichado tres posturas de cama muy 'Bridgertonianas' con la ayuda de Lelo. 

Prepara el abanico, que se vienen calores: 

Postura ARDO POR TI

Es muy probable que no te hayas olvidado de esta frase, fichada en una de las tensas conversaciones entre Daphne y Simon, porque es, sin duda, uno de los momentazos de la serie. Además de ser una de las frases más recordadas y famosas, también lo es la escena sexual que la sigue. Esta escena es la culminación del deseo y la excitación inevitable que se fue construyendo poco a poco entre ellos.

Esta posición está inspirada precisamente en eso, en la anticipación, la provocación y la tensión sexual, elementos que favorecen mucho en el terreno sexual tanto física como emocionalmente, haciendo el sexo mucho más emocionante y divertido.

¿Cómo se hace? Nos cuentan: "Para realizar esta postura, debéis sentaros o tumbaros uno frente al otro. La gracia de esta postura es innovar y evitar tocar las partes del cuerpo que normalmente se asocian con el sexo, como los genitales o los pechos. Podéis programar un temporizador durante 20 minutos y dedicar ese tiempo a tocar y besar las partes del resto del cuerpo que normalmente ignoramos y, cuando el temporizador termine su cuenta atrás, podréis incluir el resto de las partes del cuerpo. Esta es una buena técnica para no ir directamente al grano y así ralentizar el sexo, cambiando la rutina y experimentando nuevas sensaciones. De esta forma, al prolongar la excitación previa, se acumularán las ganas y la tensión, y se potenciará el placer."

Postura LA CHAISE LONGUE

Los cómodos y elegantes sofás chaise longue… Todo un clásico de los muebles de la época de la Regencia (y que seguro que tienes o has tenido en casa).

"El nombre de esta postura está inspirado precisamente en la forma alargada de este sillón. Para realizarla, uno de los miembros de la pareja se tumba de lado apoyándose en el codo y el otro se tumba frente a él en posición de cuchara. Esta posición es muy sensual porque requiere mantener un ritmo lento, dando la oportunidad para besar el cuello y las orejas de la pareja, que pueden ser unas zonas erógenas muy potentes para muchas personas."

Postura ROMANCE A LA ANTIGUA USANZA

Con este nombre puede sonar un poco viejuno pero... El contacto visual es muy importante para la excitación y la pasión en pareja porque mejora la conexión y la intimidad.

"Esta romántica postura busca exactamente eso, el encuentro de la mirada para incrementar la tensión sexual, como la que hay entre Daphne y el Duque de Hastings. Esta es una gran postura para conseguir placer mutuo, para ello, los dos miembros de la pareja se colocan en la misma posición, sentados con las piernas dobladas y apoyados en los brazos uno frente al otro. Después, uno debe poner las piernas sobre el otro para poder moverse libremente. ¡Y a disfrutar!"

¿Cuál vas a probar primero? 

Cuore participa, de manera directa o indirecta, en diversos programas de marketing de afiliación. El equipo de Cuore recomienda de manera independiente productos y/o servicios de las marcas adheridas a tales programas de afiliación que puedes comprar en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Cuore puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de productos recomendados.