Medicamentos

Sanidad financia el primer fármaco conjugado para el linfoma más frecuente

La terapia está indicada para los pacientes que ya han recibido tratamiento y no han respondido o no pueden recibir un trasplante

Sanidad financia el primer fármaco conjugado para el linfoma más frecuente
3
Se lee en minutos
Nieves Salinas

El Ministerio de Sanidad ha autorizado la aprobación y financiación en el Sistema Nacional de Salud del primer anticuerpo conjugado -un tratamiento que combina la inmunoterapia y la quimioterapia- para el linfoma más frecuente: el Linfoma B Difuso de Células Grandes (LBDCG). La terapia de la farmacéutica Roche está indicada para pacientes que ya han recibido un tratamiento previo y, o han recaído, o no han respondido y tampoco son candidatos para recibir un trasplante.

El medicamento Polivy (polatuzumab vedotina) nace como una nueva forma de actuar frente a la enfermedad, porque dirige la quimioterapia hasta la célula tumoral y minimiza los efectos en las células sanas. El LBDCG es un tipo de linfoma que constituye entre el 30 y 40% de Linfomas No Hodking, de crecimiento rápido y que, en la mayoría de los casos, afecta a mayores de 60 años, según explicó en rueda de prensa Beatriz Pérez, directora médico de Roche Farma España.

El medicamento ha sido acogido con "muchas ganas" porque las opciones que se ofrecían a los pacientes eran muy escasas

Este tipo de células -de gran tamaño- invaden los ganglios linfáticos linfáticos de forma agresiva por lo que es muy importante detectarlo a tiempo para comenzar cuanto antes la medicación. Para la doctora Dolores Caballero, Jefe de Sección de Clínica del Servicio de Hematología del Hospital Clínico de Salamanca, es un fármaco que se esperaba "con muchas ganas" porque las opciones que se ofrecían a los pacientes eran de pocos meses de supervivencia.

Enfermos que no responden

La médico detalló que, en un 60% de los casos, los pacientes con este tipo de linfoma se curan con quimioterapia con tratamientos de primera línea. Pero, del 40% restante, hay un porcentaje (entre el 10-15%) que no va a responder a la medicación inicial y existe otro 20-30% que van a tener una respuesta completa pero que, pasado el tiempo, sufrirán una recaída.

España ha tenido un papel destacado en el desarrollo clínico de la terapia: han participado 35 hospitales y más de 200 pacientes de linfoma

Es para este grupo de pacientes para quienes está indicado el nuevo tratamiento - que se está administrando ya a más de 200 enfermos en 35 hospitales- cuando éstos no responden ante el tratamiento estándar y, además, no son candidatos a un trasplante, por su estado o su edad.

Una terapia eficaz

La autorización y financiación del nuevo tratamiento ha estado basada en los resultados del estudio GO29365, el primer ensayo clínico que arroja tasas de respuestas más altas y una mejor supervivencia global, en comparación con la medicación estándar, con la combinación del fármaco -en seis ciclos de 21 días- para pacientes con este tipo de linfoma que ya habían sido medicados anteriormente.

Además, resaltan desde la compañía, la medicación ofrece una esperanza a pacientes más mayores que, por su estado de salud y por la toxicidad asociada a muchos de los tratamientos que se les administran, apenas tienen otras opciones terapéuticas.

Se están desarrollando otros ensayos para estudiar este anticuerpo combinado con otras líneas de quimioterapia en pacientes más jóvenes

Beatriz Pérez describió la terapia como "segura y eficaz". Desde la farmacéutica han destacado que España ha tenido un papel destacado en el desarrollo clínico de esta nueva medicación. De hecho, subrayó la doctora Caballero, desde el Grupo de Linfomas y Trasplantes de Médula Ósea (GELTAMO), al que pertenece, se están desarrollando otros ensayos, con otros grupos europeos, para estudiar este anticuerpo combinado con otras líneas de quimioterapia en pacientes más jóvenes.

Financiación de precisión

Por su parte, Federico Plaza, director de Corporate Affairs de Roche Pharma España, detalló los términos del acuerdo de financiación alcanzado con el Ministerio de Sanidad. Un acuerdo que, remarcó, responde a "esquemas nuevos, inéditos que pretende conciliar innovación, acceso rápido a esa innovación y sostenibilidad del sistema sanitario. Si se habla de medicina de precisión, ¿por qué no hablar de un régimen de financiación pública de precisión?".

Noticias relacionadas

La financiación de la terapia está asociada a la presentación de resultados en los pacientes

Así, desgranó que actualmente los medicamentos más innovadores tardan meses en conseguir ser financiados o, a veces, llegan a no ser costeados por el Sistema Nacional de Salud. En este contexto, añadió Plaza, se ha llegado al acuerdo de desarrollar un modelo mixto, de pago por resultados. Es decir, la financiación de la terapia está asociada a la presentación de resultados en los pacientes.