Chanel, Tanxugueiras, Rigoberta Bandini: la sororidad ganó el duelo

De izquierda a derecha, Tanxugueiras, Chanel y Rigoberta Bandini.  

De izquierda a derecha, Tanxugueiras, Chanel y Rigoberta Bandini.  

  • Las artistas son ajenas a la polémica infinita que ha generado esta semana el Benidorm Fest con la elección de candidata a Eurovisión

4
Se lee en minutos
María G. San Narciso

El duelo entre las tetas y las panderetas lo ganó el reggaeton. O, lo que e igual, se lo llevó Chanel con su canción y 'show' 'SloMo' frente a las dos favoritas: el homenaje a las "anónimas" de las Tanxugueiras y al de la "feminidad" de Rigoberta Bandini

A estas alturas sabemos que la elección no sentó bien a todo el mundo. Pero más allá de las críticas al sistema de elección y a las acusaciones de tongo, las redes también se inundaron de comentarios que cuestionaban a Chanel bajo el mismísimo nombre del feminismo. 

De su letra se ha dicho que "sexualiza" y promueve una visión estereotipada de las mujeres. Mariola Cubells, periodista y analista de televisión, aseguraba sentirse "preocupada" en 'El Objetivo' de La Sexta. Lo decía por el "relato que van a corear y bailar en las discotecas niñas y adolescentes" en relación a su letra.

La cómica Henar Álvarez reivindica que las mujeres puedan perrear y cantar letras sexualmente explícitas

Pero voces como la de la cómica Henar Álvarez reivindican que las mujeres puedan perrear y cantar letras sexualmente explícitas. ¿Qué hay de cosificación cuando es la propia mujer quien exhibe cuerpazo para su disfrute y se muestra como sujeto de su sexualidad? 

La propia Chanel, de origen cubano, aseguraba en una entrevista con '20 Minutos' que le hubiera gustado de pequeña ver a "una mujer empoderada y racializada teniendo protagonismo".

Mientras le llovían las críticas, la activista trans Carla Antonelli también salió en su defensa: "No soy partícipe de destrozarle la vida a una niña porque no te guste la canción. Hemos gritado hasta quedarnos afónicas el derecho a llevar minifaldas y que por ello nadie puede violarnos". Pero no es a la única candidata que ha defendido. 

Tetas y espacios públicos

A Rigoberta Bandini también se la tachó de "tránsfoba" por la alusión en su letra a la menstruación. "¿Todas las mujeres sangran? No. ¿Eso quiere decir que no se pueda hablar de las que sí sangran?", razona Antonelli. También se cuestionaba que fuera "rancia" por hablar de maternidades en 'Ay mamá'. Y eso que ella misma explicó que la canción la había escrito "muchísimo antes de ser madre", con solo 23 años.

"Por eso no lo considero un tema escrito por y para las madres. En su momento lo escribí como un homenaje a la feminidad. Ocupar las calles con nuestros cuerpos sin que fueran censurados sería un gran avance", escribía en Instagram. "Todavía me emociona esa mujer guiando al pueblo en el cuadro de Delacroix. No olvidemos que a día de hoy esta querida red social [Instagram] elimina los 'posts' donde salen pechos femeninos". 

A Rigoberta Bandini se la ha tachado de "tránsfoba" por la alusión en su letra a la menstruación

Su 'Ay, mama' ironiza al tiempo que suena a himno feminista. Reivindica el poder de la mujer más allá de la maternidad y de las tetas, una polémica que sería absurda si no fuera porque aún se censuran en unos cuantos espacios. Y por la de "señores que se pusieron nerviosos" escuchándola, según dijo.

El otro homenaje a las mujeres lo hicieron las favoritísimas del público. Las Tanxugueiras llevaron un mensaje feminista, a priori, mucho más canónico que el de sus compañeras.  "Queremos darle voz ante toda Europa a todas las mujeres anónimas que nos dejaron su legado. Ellas sin saber leer ni escribir hacían arte", aseguraba Aida Tarrío. Reivindicaban la música tradicional de las mujeres gallegas, aquellas 'pandereteiras' que tenían hasta "vergüenza" de cantar porque su música, pensaban, "no valía nada". 

Su actuación ofreció danza tradicional sin roles de género (ellas iban en pantalones; ellos en falda) y difusión de lenguas cooficiales y de asturiano.

Apoyo mutuo 

Y en esta guerra entre los tres modelos de reivindicación de la mujer, ganó la sororidad. Primero, en Benidorm. Después, en las redes. "Te agarramos del brazo tal y como hacíamos en nuestra canción, hermana, lo vas a petar", firmaba en un 'post' de Instagram de Rigoberta. "Querémoste", le decían las gallegas.

"Te agarramos del brazo, hermana, lo vas a petar", 'postearon' esta semana Tanxugueiras a Chanel en medio de la polémica

Noticias relacionadas

Porque todas ellas se reconocen como feministas. Y también, a tenor de los mensajes que fueron lanzando en el festival, interseccionales. Y de eso se trata: de hacer espacios donde quepan las mujeres que como Chanel vuelven "loquito a todos los 'daddies'"; a las que como Rigoberta Bandini se sacan un pecho en los espacios públicos o tienen siempre caldo en la nevera (aunque sea Aneto); y a las anónimas que tanto hicieron por la cultura aún sin reconocerse.

Chanel, con su simple reivindicación del baile y pasárselo bien, dejó una promesa: los "divos, divas y 'dives'" disfrutarán de su 'show' en Eurovisión. Un festival que, como señala Antonelli, "no es el Cervantes".